Miércoles 26 de Junio de 2019
 
 
 
 
12 de Mayo de 2010
     
 
   
 
Con un megaevento Fiat presentó el Nuevo Uno en San Salvado de Bahía
 
Fiat realizó la presentación internacional del Nuevo Uno, el nuevo modelo de la marca que se comercializará inicialmente en los mercados latinoamericanos y que arribará a la Argentina a mediados del segundo semestre del año.
El Nuevo Nuevo llega para redefinir el segmento de los autos compactos y si bien se trata de un modelo desarrollado sobre una nueva plataforma, arriba con todos los atributos que le permitirán escribir también una historia de suceso como el ya conocido Fiat Uno, modelo que continuará comercializándose y conviviendo con el nuevo producto de la marca.

Además del nuevo concepto y de sus líneas arrojadas, el Nuevo Uno permite un nivel de personalización inédito en el mercado. Un nuevo ícono del segmento. Con innumerables opciones de fábrica y en el concesionario, el cliente tendrá la posiblidad de elegir un rico menú de opciones y accesorios, transformando al Nuevo Uno en una extensión de su propia personalidad.
.
Más allá de la innovación visual que propone, existe también un vehículo bien resuelto, y que se manifiesta por la incorporación de dos nuevos motores -el Fire 1.0 Evo y el Fire 1.4 Evo- que incorporan modernas tecnologías para garantizar un óptimo desempeño con consumo contenido de combustible y bajo nivel de emisiones.

Para formular el concepto del nuevo modelo y lograr sus sorprendentes formas, los diseñadores del Centro Estilo Fiat para América Latina y el Centro Estilo Fiat de Italia se apoyaron en las preferencias de los potenciales clientes y que fueron surgiendo de una comunicación abierta y sucesivas investigaciones de mercado.

Un dato importante que surgió a lo largo de las investigaciones fue cómo el cliente reconoce al Fiat Uno: un ícono, un parámetro de durabilidad, un auto robusto, confiable y económico – tanto a la hora de la compra como del mantenimiento y del consumo contenido de combustible-. Una historia del suceso de formas cuadradas, bien distante de las líneas afiladas y redondeadas de la mayor parte de los modelos en el mercado actualmente.

Dentro de ese universo, fueron propuestos varios conceptos. El vencedor fue el “New Square –cuadrado y resistente como ningún otro-”. Es decir, una reinterpretación del cuadrado. Una evolución. Un nuevo Uno.

Por eso el nuevo modelo recibe el mismo nombre del consagrado “hatchback”. Pero no llega al merco para reemplazarlo: el Uno se mantiene como un modelo referencial y como una opción con una excelente relación costo-beneficio.

Y, en la mejor tradición Uno, el nuevo hatchback ofrece líneas compactas que contienen un habitáculo acogedor y luminoso, con óptimo espacio para todos los ocupantes y que ofrece ítems de confort como dirección hidráulica, aire acondicionado y radio CD/MP3 player con Bluetooth, viva voz y conexión USB. Y también importantes equipamientos de seguridad, como airbags y ABS, y otros contenidos inéditos para su segmento.



El nuevo Uno fue 100% desarrollado en el Polo de Desarrollo Giovanni Agnelli de Fiat Auto América Latina, con sede en el complejo de Betim MG (Brasil). Del nacimiento de un concepto a la primera unidad pre-serie, el proceso de desarrollo de un auto involucra a centenares de profesionales y consume miles de horas. El caso del nuevo Fiat Uno, demoró tres años para salir de la pantalla de la computadora y llegar al cliente.

Entre diseñadores e ingenieros, 600 profesionales de Fiat contabilizaron cerca de un millón de horas trabajadas para el proyecto 327.

Se construyeron 99 prototipos, y más de 88 para la verificación de los procesos de montaje. Entre pre-serie y pre-producción, el número de vehículos montados fue de 239. Es decir que Fiat montó 426 unidades del nuevo Fiat Uno, englobando todas las versiones en desarrollo para Brasil y los mercados latinoamericanos.

Sus test de experimentación incluyeron motor y transmisión, durabilidad, emisiones, chasis, carrocería, electricidad y seguridad. Fueron rodados nada menos que 4.153 millones de kilómetros con esos vehículos. Todos los componentes fueron sometidos a las más arduas pruebas para que la ingeniería esté satisfecha con la calidad del nuevo auto. En cuanto a la “confiabilidad”, aún 95 unidades recorren 2.375 millones de kilómetros, totalizando aproximadamente 6.500 millones de kilómetros de test para que el nuevo Fiat Uno puedan llegar a los concesionarios y a los garajes de los clientes
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA