Jueves 22 de Agosto de 2019
 
 
 
 
29 de Junio de 2010
     
 
   
 
Ford incorpora espuma de soja a los asientos de la Explorer
 
Expandiendo el uso de materiales amigables con el medio ambiente a su línea de productos
La Ford Explorer 2011 incorporará espuma a base de soja en los cojines y respaldos de las butacas. La espuma poliuretánica bio-generada, es uno de los componentes eco-amigables en la Ford Explorer que entrará en producción en Norteamérica a fines de este año.
La nueva Explorer será un 25% más eficiente en el consumo de combustible que el modelo actual como así también, incluirá materiales sustentables como la espuma de soja en sus asientos y otros materiales amigables con el medio ambiente.
La incorporación de espuma de soja en la Explorer expande el compromiso de Ford Motor Company de incrementar el uso materiales sustentables en todos sus vehículos.
Para fin de este año cerca del 100% de los vehículos Ford en Norteamérica utilizarán este material amigable con el medio ambiente.
La espuma de soja ayudó a Ford a reducir la utilización de derivados de petróleo en más de 1.369.800 kilogramos, y es un 24% más renovable que ésta. La utilización de espuma de soja también ayudó a Ford a reducir sus emisiones de dióxido de carbono en 5.000.000 de kilogramos ya que el bio-material reduce un 67% la emisión de compuestos orgánicos volátiles.
Ford fue el primer fabricante en demostrar que las espumas basadas en soja podían ser formuladas para cumplir con las cualidades requeridas para aplicaciones automotrices, siendo pioneros en su utilización en las butacas del Ford Mustang desde 2008 y a comienzos de 2010 en los modelos Ford Escape y Mercury Mariner.
Ford y la autopartista Lear Corporation ganaron varios y prestigiosos premios, incluyendo el Premio a la Innovación que otorga la Sociedad de Ingenieros Plásticos y el premio anual "R&D 100 Award" por desarrollo y uso de espuma basada en soja, otorgado por la revista R&D (research & development) Magazine.
Ford también capitalizó dicha tecnología licenciándola a compañías como Deere & Company, para usos agrícolas. Ford continúa investigando el uso de otras fuentes renovables para espumas, incluyendo palma, semillas de uva y aceites de girasol en los países en los que esos recursos están disponibles a costos competitivos.
La espuma de soja es sólo la punta del iceberg en el desarrollo de materia prima proveniente de recursos naturales para la fabricación de vehículos, en el camino de la eliminación del uso de componentes derivados del petróleo.
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA