Lunes 19 de Agosto de 2019
 
 
 
 
15 de Enero de 2010
     
 
   
 
Philips brinda consejos sobre iluminación vehicular
 
Philips propone una serie de recomendaciones sobre iluminación vehicular antes de salir de vacaciones este verano.
En el marco de las vacaciones de verano, que encuentra a gran cantidad de la población movilizándose en vehículos particulares a lo largo y a lo ancho del país, Philips lanza una serie de consejos sobre iluminación vehicular para que los viajes en ruta se desarrollen en un ámbito seguro.

De acuerdo a la Ley de Tránsito (Nº 25.456), los vehículos deben encender sus luces observando las siguientes reglas:
• Luces bajas: mientras el vehículo transite por rutas nacionales, las luces bajas permanecerán encendidas, tanto de día como de noche, independientemente del grado de luz natural, o de las condiciones de visibilidad que se registren, excepto cuando corresponda la alta y en cruces ferroviales;
• Luz alta: su uso obligatorio sólo en zona rural y autopistas siempre y cuando la luz natural sea insuficiente o las condiciones de visibilidad o del tránsito lo reclame;
• Luces de posición y de chapa patente: deben permanecer siempre encendidas;
• Destello: debe usarse en los cruces de vías y para advertir los sobrepasos;
• Luces intermitentes de emergencias: deben usarse para indicar la detención en estaciones de peaje, zonas peligrosas o en la ejecución de maniobras riesgosas;
• Luces rompenieblas, de retroceso, de freno, de giro y adicionales: deben usarse sólo para sus fines propios.
• Las luces de freno, giro, retroceso o intermitentes de emergencia deben encenderse conforme a sus fines propios, aunque la luz natural sea suficiente.
En este sentido, la división Iluminación de Philips propone recomendaciones que harán del viaje una experiencia más segura, tanto para los conductores como para los peatones:
• Verificar todas las lámparas de señalización e interior: Siempre se debe verificar las lámparas del vehículo que contribuyen al confort y la seguridad del conductor: luces delanteras y traseras, espejo de cortesía, guantera, iluminación del baúl y del compartimiento del motor, iluminación de las puertas, luz de posición (o estacionamiento), indicadores de giro laterales y luz de patente;
• Reemplazar las lámparas de a pares: Al cambiar la lámpara de un auto, se restituye la calidad de luz y brillo original del sistema de iluminación del vehículo; cuando una lámpara se quema, es muy probable que al poco tiempo se queme la otra. Si al salir de vacaciones, se coloca una lámpara nueva y se deja la otra usada, esta última tendrá una menor intensidad de iluminación, lo que provoca que se vea más de un lado que del otro, dando como resultado un mayor cansancio visual;
• Regular los faros para evitar el encandilamiento y obtener una distribución ideal de la luz: El encandilamiento nocturno es una de las principales causas de despistes y choques nocturnos. En este sentido, la regulación de los faros es vital para obtener una iluminación pareja, que no perjudique al conductor que se encuentra en la mano contraria;
• Limpiar los faros y ópticas periódicamente: Al estar en contacto directo con el ambiente, los faros y ópticas del exterior del vehículo suelen requerir de una limpieza más intensiva que otras lámparas del automóvil, lo que se transforma en una condición indispensable para garantizar la seguridad de sus ocupantes;
• Contar con lámparas de repuesto en la guantera del vehículo: Es aconsejable contar con algunas lámparas de reposición en la guantera del vehículo para cambiar las mismas en caso que sea necesario.
• Reponer las lámparas de vehículo con repuestos originales, de calidad aprobada: Los repuestos originales siempre cuentan con el respaldo y calidad de las empresas fabricantes y a la vez brindan seguridad a los ocupantes de los vehículos.
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA