Viernes 23 de Agosto de 2019
 
 
 
 
8 de Mayo de 2008
     
 
   
 
En la industria automotriz dicen que ya es difícil exportar a México
 
Afirman que el sector perdió competitividad frente a los países del "área dólar"
El incremento de los precios internos ya está impactando en la competitividad de algunas terminales automotrices, las cuales, por primera vez desde 2002, están en dificultades para poder exportar sus productos a México, el segundo destino de la industria local. Así lo manifestó ayer el titular de Renault, Dominique Maciet. Y también lo están analizando puertas adentro de Ford, una de las terminales que más exportan al país azteca.

La preocupación de los empresarios es en un contexto de fuerte expansión basada en las exportaciones a Brasil y México, principalmente. En un segundo plano, también aparecen muy fuertes los mercados de Venezuela y Chile. Según la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA), durante abril se produjeron más de 54.000 unidades, y en lo que va del año la producción creció 28,9%. Pero las exportaciones, en los mismos cuatro meses, se incrementaron casi 40%.

"En la Argentina perdimos competitividad frente a todos los países de la zona dólar", dijo el ejecutivo francés. "Todavía somos competitivos contra Europa y también dentro del Mercosur. Pero tenemos problemas de competitividad fuera del Mercosur, en Chile y México, que es un gran mercado para nosotros", añadió, durante la presentanción del nuevo Renault Kangoo.

Si bien Renault recién tiene que renovar el acuerdo salarial con SMATA en agosto, varias de sus competidoras (Mercedes Benz, Ford, Toyota, Volkswagen y General Motors) están en plena negociación paritaria con el Sindicato de Mecánicos. El gremio que encabeza José Rodríguez pide un incremento de 35% para 2008: 25% este mes y otros dos aumentos del 5%, hasta enero. Dentro de Ford, ayer hicieron un cálculo que arrojó una conclusión similar a la de Renault: "Si otorgamos un incremento de 35%, quedaremos al borde de perder las exportaciones a México", fue el comentario entre los ejecutivos.

El titular de Renault dijo que miran "con preocupación" las negociaciones salariales de las otras compañías. Pero añadió que, además, tienen dificultades para conseguir en el mercado local autopartes más baratas de lo que les cuesta importarlas desde Brasil. "Las baterías, algo simple, aquí nos cuestan 15% más caras que en Brasil, con el flete incluido", dijo Maciet.

Fuente: Diario Clarín, edición on line del 7 de mayo de 2008. Nota firmada por Luis Ceriotto
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA