Domingo 25 de Agosto de 2019
 
 
 
 
14 de Mayo de 2008
     
 
   
 
Camiones en la mira por accidentes en la 9 de Julio
 
Dicen que el rulo de la autopista es seguro pero que los vehículos entran muy rápido
Con cinco días de diferencia dos camiones protagonizaron un par de accidentes que fueron considerados "milagrosos", porque no provocaron víctimas ni heridos en un lugar intensamente transitado durante todo el día.

Los camiones volcaron sus cargas, limones y rollos de chapa, en el cruce de las avenidas 9 de Julio y San Juan, desde el distribuidor vial que conecta la autopista 25 de Mayo con la 9 de Julio Sur. Ahora, desde AUSA -la empresa del Gobierno porteño que tiene la concesión de las autopistas dentro de la Ciudad- anunciaron que reforzarán la presencia de señales de tránsito. Es que por allí los camiones no pueden circular a más de 40 kilómetros por hora.

"El brazo se hizo en base a un proyecto constructivo. Incluso el guardarrail de hormigón tiene 1,20 metro y es más alto que en otros sectores de la autopista. En condiciones normales de manejo este tipo de accidentes no deberían ocurrir", explicó Daniel Failo, de AUSA.

El miércoles un camión volcó unos 20.000 kilos de limones; y el lunes, dos rollos de chapa, de mil kilos cada uno, se soltaron de un acoplado y dieron de lleno sobre la calle y hasta dejaron marcas en el asfalto. Tal fue el impacto. Y aunque aún no se difundieron los peritajes, AUSA aseguró que el camionero que transportaba limones se quedó dormido y chocó contra el guardarrail y el que llevaba los rollos de metal tomó la curva del distribuidor vial a "una gran velocidad y se le cortaron las cadenas que sujetaba la carga".

Para Eduardo Bertotti, del Instituto de Seguridad y Educación Vial, este tipo de accidentes están relacionados con los controles: "Hay por lo menos cuatro controles que fallaron: la CNRT (Comisión Nacional de Regulación del Transporte) es la encargada de verificar que los camiones estiben correctamente; Prefectura tiene jurisdicción en la zona portuaria y en Puerto Madero; Policía Federal tiene autoridad en las calles y en las autopistas; y Gendarmería en los puentes".

Lo cierto es que son muchos los usuarios de estas vías que anticipaban un accidente de estas características. "Los camioneros toman estas conexiones a mucho más que a 40 kilómetros. Es que si no los camiones no suben la pendiente. Incluso he visto como algunos se quedan en medio del trayecto y tienen que dar marcha atrás para volver a intentarlo", dijo el arquitecto Esteban Cantero, que todos los días transita por el lugar. La relación peso-potencia en la circulación de camiones también forma parte de los controles que debería hacer la CNRT.

En la misma zona hay otros dos distribuidores: el de la bajada de la 25 de Mayo hacia 9 de Julio y la subida desde 9 de Julio hacia la autopista Buenos Aires-La Plata. Los tres brazos fueron proyectados en la década del 70 pero se construyeron y se inauguraron en 2006. Con estos distribuidores se buscó desviar de las calles de la Ciudad el peligroso tránsito pesado.

Fuente: Diario Clarín, edición on line del 14 de mayo de 2008. Nota firmada por Silvia Gómez
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA