Viernes 23 de Agosto de 2019
 
 
 
 
15 de Mayo de 2008
     
 
   
 
Fiat quiere triplicar su producción con un tercer turno
 
Tiene esos planes para el año próximo
El grupo Fiat desembolsará 300 millones de dólares y triplicará su producción de autos en la Argentina en los próximos tres años. La compañía estrechará, además, su vínculo con los autopartistas locales para reducir costos logísticos y mejorar así la competitividad y rentabilidad propias.

El desembolso -que se suma a los proyectos que ya anunciaron otras automotrices- será uno de los más importantes del grupo italiano desde que se instaló en el país.

Fiat sumará un tercer turno de producción el año próximo en su planta ubicada en la localidad de Ferreira, en Córdoba, donde, una vez alcanzada la plena capacidad, llegará a producir 600 autos por día. Allí ya produce el Siena y se sumará otro modelo más.

Del monto total de inversión, US$ 100 millones se destinarán a ampliar la capacidad instalada de la fábrica de automóviles, mientras que el resto, 200 millones, serán para la planta donde se producen cajas de cambio y motores, ubicada en la misma localidad.

El plan del grupo es elevar la producción actual, que este año alcanzará las 50.000 unidades, a 150.000 automóviles en 2010. La compañía prevé exportar hasta el 80% de ese volumen, según indicó ayer aquí a periodistas el CEO de Fiat Auto para la Argentina, Gerardo Bovone.

La producción conjunta de Brasil y la Argentina alcanzará, ese mismo año, el millón de unidades. Fiat también aspira a elevar su participación en el mercado local del 12% actual al 15% en 2010. Más allá de los anuncios, Bovone se mostró preocupado por la coyuntura del país (ver aparte).

Postergación

El anuncio de la inversión se iba a realizar a principios de la semana próxima, en Ferreira, donde la presidenta Cristina Fernández se iba a tener que ver la cara con el gobernador cordobés, Juan Schiaretti, uno de los mandatarios provinciales que se distanciaron del oficialismo por el conflicto con el campo. Desde el Gobierno se adujo un "cambio de agenda", ya que la Presidenta viajará a Perú, a Brasilia y a Roma. El acto se pospuso finalmente para el 24 del mes próximo.

Bovone se refirió al vínculo entre los costos y las negociaciones salariales. "El aumento de los costos salariales en la rentabilidad repercute, pero no tanto por los costos directos. El peso de la mano de obra en las automotrices no es altísimo, pero repercute en forma indirecta a través de los costos de las autopartes", señaló el ejecutivo.

El costo salarial

Para una autopartista, la incidencia de la mano de obra en el costo total es mucho más elevada que para una automotriz. Aquí varios ejecutivos hablaron abiertamente de un contraste: fabricar un auto en Brasil es más barato que hacerlo en la Argentina. "El costo de la mano de obra en dólares se está equiparando", sostuvo Bovone.

Pero ésta no es la única variable en juego. El presidente de Fiat para la región, Cledorvino Belini, sostuvo que "para la competitividad lo más importante es tener un mercado grande" y que el principal factor en juego es la escala de producción. Belini fue optimista: dijo que tanto el mercado brasileño como el argentino tienen "todas las condiciones para crecer mucho".

Para intentar acortar distancias con Brasil, Fiat Argentina encarará "un proceso de nacionalización muy fuerte". Elevarán el porcentaje de autopartes locales en los autos que se fabricarán en la Argentina hasta el 60% (este año quieren llegar al 40%) con el fin de reducir los costos logísticos de la importación de piezas desde Brasil. Así, se buscará mejorar la sinergia con los autopartistas argentinos. "Con el 60 por ciento de autopartes locales, el costo relativo con Brasil queda casi igual", sostuvo Bovone. En Brasil, ese porcentaje llega al 90% en algunos modelos.

Fiat debió afrontar, además, mayores costos ante la crisis energética. Bovone dijo que había destinado un millón de dólares para comprar gas licuado con el fin de cubrirse ante "algunas contingencias" este año. "Pasaremos un invierno no tan rígido como el del año pasado. Pero cada uno tiene que hacer su parte. Nosotros invertimos en autos y hacemos autos y las energéticas tienen que invertir en energía", sostuvo.

Fuente: Diario La Nación, edición on line del 15 de mayo de 2008. Nota firmada por Rafael Mathus Ruiz

 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA