Lunes 24 de Junio de 2019
 
 
 
 
15 de Mayo de 2008
     
 
   
 
Peatones, el 48% de los muertos en accidentes viales
 
El estremecedor dato pertenece a la Ciudad de Buenos Aires
En la ciudad de Buenos Aires hay, en promedio, 240 muertos por año en accidentes de tránsito. De ellos, el 48 por ciento son peatones. Así lo indica un informe de la Defensoría del Pueblo de la ciudad. La responsabilidad, según los expertos en seguridad vial, es concurrente: transeúntes y conductores ponen en riesgo sus vidas y las del resto al incumplir las normas viales.

El dato surge de un relevamiento de la Policía Federal, según el cual anualmente son atropelladas en la Capital unas 3500 personas.

“Entre las causas principales de este tipo de accidentes, encontramos que muchos conductores no paran cuando el semáforo está cambiando a rojo y que los peatones no calculan bien el tiempo para atravesar la calle”, dijo la ombudsman porteña, Alicia Pierini, a LA NACION.

Si bien la responsabilidad debe ser mutua, “se prioriza al peatón porque es el eslabón más débil en un accidente”, señaló Pierini. Según el informe, Monserrat, San Nicolás, Balvanera, Constitución, San Cristóbal y San Telmo son los barrios que exhiben los peores índices de accidentalidad peatonal. En estas zonas, el año pasado se produjeron entre 40 y 80 atropellamientos por km2.

"La gran cantidad de siniestros que ocurren en estos barrios se relaciona con la elevada presencia de personas en la vía pública, ya que son las zonas de mayor actividad económica y administrativa de la ciudad", explicó Pierini.

Las estadísticas oficiales del Registro Nacional de Antecedentes de Tránsito (Renat) determinan que, en el orden nacional, el porcentaje de peatones que mueren en accidentes de tránsito representa el 15 por ciento del total de víctimas en esas circunstancias. "Estas cifras siempre son mayores en las zonas urbanas", dijo Javier Eduardo Puértolas, jefe de departamento del Renat.

El exceso de velocidad, los cruces peatonales largos y los giros demasiado amplios de los conductores son también causantes importantes de los atropellamientos.

Los principales protagonistas de estos accidentes -no siempre mortales, según indica la Defensoría- son los jóvenes de sexo masculino de entre 19 y 39 años. Sin embargo, el mayor grupo de riesgo son los niños menores de 9 años y las personas mayores de 80, ya que corren más peligro de morir a causa del impacto.

Conciencia vial

"No se trata de buscar al culpable, sino de generar conciencia vial", opinó Puértolas. En esto coincidieron todos los especialistas consultados por LA NACION.

Según opinó Eduardo Bertotti, presidente del instituto de Educación y Seguridad Vial (ISEV), "no se puede ser buen peatón y mal conductor", o viceversa. "Lo que vivimos en la Argentina es una falta de cultura en materia de seguridad vial", dijo Bertotti.

"La educación vial ya está en las normas; el problema es que no se la aplica o se enseña mal", dijo Alberto José Silveira, presidente de la Asociación Civil Luchemos por la Vida. "No se trata de explicar las señales de tránsito, sino de educar en el valor más importante: el respeto por la vida", agregó.

Las estadísticas de esa asociación indican que la cantidad de peatones muertos en accidentes de tránsito en la ciudad representa el 70 por ciento del total de víctimas. Como suele suceder con las cifras que ofrecen estas organizaciones, difieren según el método que se utiliza para los relevamientos, ya sea que los decesos se produzcan inmediatamente como consecuencia del accidente o en días posteriores.

Velocidad mortal

Según un estudio de la Chalmers University of Technology, Goteborg, Suecia, una mínima reducción de la velocidad puede ser la diferencia entre la vida o la muerte. El estudio reveló que si el límite de velocidad es reducido de 60 a 50 km por hora, la cantidad de muertes por atropellos bajaría 25 por ciento.

"Solamente el 5% de los peatones moriría en accidentes de tránsito en los cuales la velocidad del vehículo fuera de 32 km/h, mientras que el índice de muerte subiría a 40%, 80% y 100%, si la velocidad del automotor que embiste fuera de 48 km/h, 64 km/h y 90 km/h, respectivamente", indica el estudio.

En la ciudad, la velocidad permitida en avenidas es de 60 o 70 km por hora, aunque los expertos en seguridad vial indican que este límite generalmente es superado hasta un 40 por ciento.

Celulares y "manos libres"

El uso del celular, tanto por parte del peatón como del conductor, es también un factor importante en la generación de accidentes. "Incluso el «manos libres» puede provocar un choque, porque genera distracción", explicó Puértolas. Hablar por celular mientras se conduce está prohibido por ley, pero esto pocas veces se cumple.

"Entre los vehículos que circulan por Buenos Aires (unos 1.400.000 diarios), hay aproximadamente 57.400 conductores que manejan con un celular en la mano", reveló un informe de Luchemos por la Vida. Esto sucede pese a la expresa prohibición del art. 48, inc. "y" de la ley nacional de tránsito.

"Todo esto se suma a la falta de conciencia que tenemos los argentinos en la circulación por la vía pública", indicó Bertotti y agregó: "Necesitamos promover la cultura de la responsabilidad".

Fuente: Diario La Nación, edición on line del 15 de mayo de 2008. Nota firmada por Sol Amaya

 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA