Jueves 22 de Agosto de 2019
 
 
 
 
19 de Mayo de 2008
     
 
   
 
Crece la batalla por producir el auto más barato del mundo
 
Renault y Nissan acaban de sumarse a la “revolución”. No debe superar los 2.500 dólares. ¿Qué empresario local quiere ganar ese mercado en la región
La industria del automóvil se ha lanzado a la carrera del bajo costo. El lanzamiento del Nano -el coche más barato del mundo– comercializado por el conglomerado indio Tata Motors a un precio cercano a los 1.500 euros, ha revolucionado al sector.

Las reacciones no se han hecho esperar. La alianza Renault Nissan ha anunciado esta semana su réplica: un vehículo, conocido hasta el momento con el nombre en clave de ULC (ultra low cost, coche ultrabarato) con un precio de partida de 2.500 dólares, poco más de 1.600 euros.

La demanda de vehículos pequeños -Tata Nano mide 3,1 metros de largo por 1,5 de ancho- y baratos crecerá por encima de la media en los próximos cinco años, hasta alcanzar un volumen de 18 millones de unidades en 2012, según un estudio de 2007 de Roland Berger.

La consultora asegura que se trata de un "fenómeno global", que se vivirá tanto en los mercados más desarrollados (Estados Unidos, Europa y Japón), como en los emergentes (China, India, Brasil o Rusia, los llamados brics), según publica el diario español El País.

Pero estos coches no se podrán vender en Europa. Por ahora no reúnen las condiciones de seguridad ni de medio ambiente. No es lo mismo el bajo costo en un punto del planeta que en otro. Y "una cosa es el low cost y otra un coche pequeño", matiza Pedro Nueno, profesor de la escuela de negocios IESE.

Mercados
"Es una dimensión totalmente distinta", abunda el portavoz de Renault en España, José Manuel Jañez. Tanto el Nano como el futuro ULC "están pensados para motorizar a los países emergentes, como India y China, donde la comparación no es entre un coche de 18.000 euros y otro de 12.000. Allí, la alternativa es la bici, la moto e incluso el elefante; un coche de entre 1.500 y 2.000 euros es más seguro".

Los automóviles ultrabaratos "están destinados a abastecer la demanda de países en desarrollo, con rentas per cápita bajas y con necesidad de motorización", resume David Barrientos, portavoz de Anfac, la patronal española del sector a El País.

Un coche del pueblo, define al Nano de forma muy ilustrativa el presidente de Tata, Ratan N. Tata. Como lo fueron en su momento en Europa el Citroën 2CV, el Renault 4 o el Fiat 500 (Seat 600 en España).

En China, "no hace falta un coche con toda la tecnología del mundo, sino un automóvil pequeño, que contamine poco y permita circular sin atascos, y que sea barato", explica Nueno, que también es presidente ejecutivo de la China Europe International Business School (CEIBS), de Shanghai.

Los modelos más baratos del mundo están hoy en el gigante asiático: el BYD F1 (2.147 euros) y el Chery QQ (3.209 euros). Pero la India se está consolidando como laboratorio de este segmento, con el objetivo de venderlos masivamente en los países en desarrollo.

Como el Nano, el nuevo ULC de Renault Nissan se fabricará en el país indio, cuyo mercado de automóviles ha estado creciendo a una media del 15% en los últimos cinco años y donde se estima que en 2010, 40 millones de hogares tendrán suficiente poder adquisitivo para comprar un automóvil.

La alianza que preside Carlos Ghosn se ha aliado con la firma de motocicletas india Bajaj Auto. Producirán 400.000 unidades al año. "Es imposible que lleguen a Europa en las mismas condiciones, no cumplen con la normativa y su adaptación encarecería los precios", aseguran Barrientos y Jañez.

En Asia es otra cosa. Lamentablemente, advierten urbanistas y ecologistas, asustados por la masiva entrada de coches en países con más de 1.000 millones de personas y cuyas metrópolis figuran entre las más contaminantes del mundo.

Pero nadie se atreve a negarles el derecho a vivir. Además, un indio emite en promedio 17 veces menos CO2 que un estadounidense y seis veces menos que un español.

Franco Macri apura la salida del auto barato para la región
Siguiendo el camino de la empresa india Tata, que lanzó un vehículo a u$s2.500, la sociedad Socma-Chery quiere conquistar el mercado latinoamericano con un modelo económico. El plan comenzó con la presentación del Tiggo, que servirá para testear la marca.

El lanzamiento del Tiggo, el primer modelo fabricado por la sociedad que integran Socma -el grupo argentino liderado por Franco Macri- y Chery -la compañía de origen chino presidida por Yin Tongyue- puso en marcha una etapa de pruebas que antecede a la fabricación del auto más barato de Sudamérica, el QQ3, que se concretará en la Argentina.

En la primera etapa se comercializaría un volumen reducido que no superaría las 10.000 unidades y para el tercer año de ventas se prevé cubrir la capacidad de producción, con el segundo modelo que se presente.

Una vez finalizada esa etapa, se pondrá en marcha la segunda parte del plan que contempla elevar la producción a 100.000 unidades, para lo cual se instalará la planta industrial en la Argentina.

Cumplidas las condiciones del mercado y de acuerdo con el nivel de aceptación de la marca, el proyecto será analizar la orientación de la demanda hacia otros productos de Chery.

En ese contexto, se enmarca la producción del modelo más barato de la región, que se denomina QQ3 y estará listo en tres años.

El QQ es un “city car” producido por el fabricante chino desde el año 2003, inicialmente construido con una carrocería de cinco puertas. El auto se renombró como Chery QQ3 y se lanzó, además, una versión sedán de cuatro puertas llamada Chery QQ6.

En la industria consideran que este modelo es un directo competidor en el mercado de los autos usados, ya que puede constituirse en una valiosa opción cuando el presupuesto es limitado y cumple con las ventajas de un 0Km.

Por otro lado, es una alternativa válida para las personas que recorren muchos kilómetros ya que el consumo y el mantenimiento son relativamente bajos.

El QQ3 viene con dos opciones de motor, uno de 3 cilindros de 0.8 L y otro de 4 cilindros de 1.1 L. También existe la versión EZ-Drive, con cambio automático secuencial CV.

La sociedad que pondrá en marcha el lanzamiento
Chery-Socma es la unión entre una de las terminales automotrices más importante de China y el grupo local Socma, ex Sevel.

Esta alianza es relevante para el mercado mundial ya que significa que, por primera vez, una empresa china fabricará vehículos fuera de su país con un socio argentino.

Chery Automobile Co., es la única automotriz de ese origen que conserva el 100% del capital de esa nacionalidad. Con apenas 10 años de vida, ya que fue fundada en 1997 en la ciudad de Wuhu -en la provincia de Anhui- se especializa en la producción y operación de automóviles y autopartes.

Según los últimos datos de la compañía produce 400.000 unidades por año y es la principal exportadora de vehículos de su país, con 53 destinos.

Las proyecciones de ventas de automóviles de Chery para 2008 superan el 80% de las ventas en comparación con el semestre anterior.

Se estima que en 2010 producirá más de un millón de unidades y alcanzará el 40% de las exportaciones chinas en ese sector.

Fuente: Diario Infobae Profesional, edición on line del 19 de mayo de 2008
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA