Viernes 23 de Agosto de 2019
 
 
 
 
16 de Mayo de 2008
     
 
   
 
SMATA logró quebrar la pauta de Moyano con un aumento del 35%
 
Las automotrices aceptaron el reclamo de los mecánicos. En cambio, los metalúrgicos realizarán medidas de fuerza tras el fracaso en la negociación salarial
Las empresas de la industria automotriz acordaron un aumento salarial de 35% con el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA) , después de casi tres meses de negociaciones.

Según trascendió, el porcentaje se definió el martes pasado en un hotel de Pilar cuando el titular del sindicato de los mecánicos, José Rodríguez, se reunió con los presidentes de las automotrices.

Según lo definido en el cónclave, que deberá ser avalado por el Ministerio de Trabajo, los empleados de las terminales recibirán ahora un aumento de 20% para los sueldos básicos más 5% no remunerativo hasta julio. A partir de entonces, se incorporará al salario. Además, se fijó un pago adicional a fin de año, que será fijo fijo y significará aproximadamente 10% más. En suma, para los salarios más bajos representará un incremento de alrededor de 35% y el acuerdo tendrá vigencia hasta mayo de 2009, consigna el matutino Ambito Financiero.

Como contrapartida del fuerte ajuste, se negoció que a partir de 2009 los aumentos salariales no seguirán la evolución de la inflación, sino las mejoras en competitividad.

Con la firma del acuerdo, las empresas lograrán despejar cualquier amenaza de paro. Es que en la actualidad, la industria está trabajando al máximo de sus posibilidades para abastecer el mercado local e internacional.

Negociaciones truncas
Los gremios que agrupan a los trabajadores de la industria metalúrgica y el personal de las fábricas de alimentos anunciaron el jueves que desde el próximo lunes iniciarán paros y movilizaciones en todo el país para reforzar sus reclamos por subas salariales superiores al 30 por ciento.

Las medidas de fuerza fueron resueltas tras el estancamiento de las negociaciones con los respectivos sectores empresarios, que ofertaron un aumento de 20% en línea con el techo impuesto por Hugo Moyano, pero que es rechazado por los gremios con el argumento de que no alcanza a compensar el impacto de la inflación de los últimos dos meses.

La UOM proyecta arrancar el lunes con un paro de una hora por turno durante toda la semana, en tanto que el martes está prevista la realización de una movilización al Ministerio de Trabajo. Si no hay avances, el plan se profundizaría a partir del lunes 24 de mayo con la paralización de actividades durante 15 minutos de cada hora de producción.

En tanto, la Federación de la Alimentación dispuso iniciar desde el lunes una huelga de dos horas por turno en las plantas de esa rama industrial de todo el país. El paro afectará la actividad de las principales compañías del sector como Nestle, Arcor, Cadbury, Molinos y Kraft Foods.

El gremio reclama un aumento promedio de 36% que garantice elevar de $1300 a $1700 el salario básico de la categoría inicial del sector. Los empresarios respondieron con un ofrecimiento de 19,5% escalonado en dos pagos, oferta que fue rechazada por los trabajadores

Fuente: Diario Infobae Profesional, edición on line del 16 de mayo de 2008
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA