Domingo 16 de Junio de 2019
 
 
 
 
20 de Mayo de 2008
     
 
   
 
Polémica por los carriles exclusivos
 
En la Legislatura sigue en estudio el proyecto para agilizar el tránsito porteño. El gremio de los taxistas y los empresarios de colectivos pugnan por tener prioridades; hoy, los controles son deficientes
La polémica por los carriles exclusivos en la Capital ya ganó la calle: el gremio de taxis y las empresas del transporte automotor de pasajeros se enfrentan con curiosos reclamos: colocaron carteles en sus vehículos en contra y a favor de una iniciativa que busca extender a más avenidas de la ciudad las vías exclusivas para colectivos y taxis, que hoy nadie controla.

En esta nueva pulseada, las empresas de colectivos renunciarían a transitar por 35 calles céntricas si se les otorgan carriles sólo para ellos, el gremio de los taxis pretende no quedar afuera de esas vías rápidas.

Desde 1993, los carriles exclusivos funcionan sólo en cuatro avenidas céntricas los días hábiles, de 8 a 20: Pueyrredón, entre Santa Fe y Bartolomé Mitre; Entre Ríos, entre Belgrano y Rivadavia; Callao, entre Rivadavia y Santa Fe, y Córdoba, entre Reconquista y Pueyrredón. Y la comisión de tránsito de la Legislatura porteña analiza un proyecto de ley para que los carriles exclusivos se establezcan en otras seis avenidas, como Avenida de Mayo, Rivadavia, Corrientes, Jujuy, Las Heras y Diagonal Norte, en el tramo entre Perón y Suipacha.

"Mauricio Macri tiene especial interés en mejorar el tránsito en la Capital y esta iniciativa, que también incluye proyectos de los diputados Sergio Abrevaya (Coalición Cívica) y Pablo Failde (Frente para la Victoria) está pensada para desalentar el uso de el automóvil particular en la zona del micro y macrocentro porteño, y potenciar el transporte público", explicó a LA NACION el legislador macrista Daniel Amoroso, presidente de la Comisión de Tránsito y Transporte de la Legislatura y autor de dos proyectos para los carriles exclusivos.

Frente a esta iniciativa, que tiene serias posibilidades de prosperar porque tiene el visto bueno del jefe de gobierno porteño, la Asociación de Taxistas de Capital (ATC) manifestó su rechazo. Argumenta que "no hubo algún estudio previo y se pretende hacer sin participación ni debate democrático".

José Ibarra, secretario general del sindicato de conductores de taxis, dijo a LA NACION: "No vamos a ceder ni un centímetro, porque es una locura lo que quiere poner en práctica el gobierno de Macri. Nosotros pretendemos que se disponga de tres carriles exclusivos para colectivos y taxis, con pasajeros o sin ellos. Y esa propuesta presentaremos mañana [por hoy] en la Comisión de Tránsito de la Legislatura".

Alberto Crespo, presidente de la Cámara Empresaria de Transporte Urbano de Buenos Aires, relató a LA NACION que esa entidad presentará un proyecto para que los colectivos tengan sus carriles exclusivos, sin presencia de taxis, y que a cambio resignarían el paso por 35 calles y avenidas céntricas de la ciudad.

"Hace año que pedimos los carriles exclusivos, porque en la ciudad siempre estuvo de manera provisional. Durante los dos primeros años [hasta 1995] funcionó bien, pero después se sumaron los taxis ocupados y, más tarde, los taxis libres. Y hoy ingresa todo el mundo", aseguró Crespo.

En una recorrida que realizó LA NACION, se advirtió que faltan controles en las avenidas donde funcionan los carriles exclusivos, invadidos también por autos particulares.

El gobierno porteño había iniciado en abril pasado un operativo para multar esta falta frecuente, pero los agentes de tránsito porteño, al igual que el personal policial, ponen atención en otras infracciones.

"Es cierto que es necesario potenciar los controles, más allá de las normativas que se quieran aplicar para mejorar el tránsito. Sabemos que no hay una solución mágica para estos problemas, pero buscamos poner en marcha una política integral. En una etapa posterior, queremos que se dispongan carriles exclusivos en las avenidas de toda la ciudad", dijo el diputado Amoroso.

En la calle, los vecinos no están ajenos a la puja entre los gremios de taxis y las empresas de colectivos. "Los colectiveros son los dueños de la calle y está bien que tengan sus carriles exclusivos, porque es mejor no encontrárselos", dijo Ezequiel Montes, que utiliza su auto particular cada mañana para llegar a su trabajo, en el centro. Su opinión coincide con la de otros conductores consultados.

Fuente: Diario La Nación, edición on line del 20 de mayo de 2008. Nota firmada por Pablo Tomino

 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA