Sábado 15 de Junio de 2019
 
 
 
 
21 de Mayo de 2008
     
 
   
 
Petroleras pagarán más por el crudo local y subirá el precio de la nafta
 
Las productoras les venden a YPF y Esso con alzas de hasta 12%. El resto de las compañías seguiría el mismo camino, por lo que habrá nuevos aumentos
Luego de casi un semestre de fuertes disputas en torno al precio del petróleo en el mercado interno, algunas refinadoras y productoras de crudo alcanzaron un acuerdo –forzado– que contempla aumentos de hasta un 15% en la principal materia prima con la que se producen naftas y gasoil en la Argentina.

Para los refinadores, los convenios derivarán en aumentos en el precio de los combustibles, que acumulan subas de hasta 20% durante los últimos 10 días. “Todas las variaciones del mercado las van a terminar absorbiendo los precios finales”, aseguraron en una de las petroleras.

Según pudo saber El Cronista, YPF –de Repsol y la familia Eskenazi, que tiene un 50% de la oferta del mercado– acordó con Pan American Energy (de la inglesa BP y los Bulgheroni) pagar u$s 42 por cada barril de petróleo Escalante (propio de Chubut), casi un 14% más que los u$s 37 que desembolsaba la firma hasta ahora.

Allegados a la negociación aseguran que aun no tiene la firma final. Pero varias fuentes consultadas aseguran que tomarán esos valores como referencia.

En paralelo, Esso acordó con Chevron un incremento en los valores para el petróleo Medanito, uno de los de mayor calidad en el país.

En las firmas prefirieron no hacer comentarios, pero en el mercado confirman que el nuevo valor ronda los u$s 47, un 12% por encima del valor anterior.

“Cada negociación es puntual y deriva de un acuerdo de ambas partes en función de la coyuntura, en el marco de la necesidad de contar con crudo para que una refinería pueda seguir funcionando”, señaló, escueto, Tomás Hess, director de Asuntos Públicos de Esso.

“Los productores grandes están marcando precios y atrás seguirán los más chicos.

Después de conocer las proyecciones del crudo a nivel internacional, los nuevos valores no deberían discutirse”, aseguraron entre los productores.

Algunos refinadores, en cambio, consideran que se trató de operaciones de coyuntura que no sientan precedente.

Shell y Petrobras todavía no acordaron pagar los nuevos precios.

Negociaciones

Los flamantes precios se establecieron al calor de durísimas negociaciones. En el sector de refinación aseguran que estuvieron obligados a pagar los nuevos valores porque de lo contrario algunas plantas no contarían con crudo para producir.

En noviembre de 2007, el Gobierno lanzó la resolución 394, con el sello del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. La norma estableció un precio del crudo de u$s 42 el barril, que fue interpretado de manera diversa en el sector, por lo que durante meses las ventas de petróleo se hicieron bajo “contratos provisorios”.

Las productoras sostienen que con un barril internacional récord –ayer cerró a u$s 129,31– y con aumentos en combustibles, las refinadoras tienen espacio para pagar más.

Estas se escudan diciendo que les resulta imposible asumir mayores costos sin trasladarlos a los surtidores. Por lo tanto, en el mercado descartan que más allá de las presiones oficiales, el precio de las naftas y el gasoil seguirá subiendo en el mercado doméstico.

Fuente: Diario El Cronista Comercial, Edición Impresa del 21 de Mayo de 2008

 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA