Miércoles 26 de Junio de 2019
 
 
 
 
26 de Mayo de 2008
     
 
   
 
Reclamo de una ONG por la reglamentación de la Ley de Seguridad Vial
 
Luchemos por la Vida asegura que no se prohíbe la venta de alcohol en las rutas
La próxima reglamentación -es decir, la redacción de la letra chica- de la flamante ley de Seguridad Vial tiene en estado de alerta a algunas Organizaciones No Gubernamentales (ONG) dedicadas justamente a la seguridad vial.

Es el caso, por ejemplo, de la Asociación Civil Luchemos por la Vida. "Nosotros celebramos la sanción de la nueva ley, pero lo que queremos es que rija. Y así como fue aprobada contiene arbitrariedades y cosas ridículas que harán que al final sea imposible de ser cumplida. Por eso, reclamamos que se modifiquen algunas cuestiones", aseguro a Clarín Alberto Silveira, titular de esa asociación civil.

La norma fue sancionada por el Senado el pasado 9 de abril. Sus puntos más salientes son la creación de una licencia única de conducir en todo el país y un sistema de puntos que se restan por cada infracción grave que se comete y puede llegar a hacer perder el registro. Además crea un sistema de estadísticas a nivel nacional sobre accidentes de tránsito y un organismo encargado de diseñar políticas de seguridad vial.

Ahora, el Ministerio del Interior se encuentra trabajando en la reglamentación de la ley. "Pocos días después de la sanción de la ley, estuvimos en una reunión en el Ministerio del Interior en los que nos entregaron un borrador de la reglamentación. Y tras estudiarlo detectamos dos cuestiones que deberían modificarse", sostuvo Silveira.

Silveira detalló a Clarín los dos puntos que cuestiona:

"La ley sólo establece una "limitación" a la venta de alcohol en rutas. Consiste, de acuerdo al actual proyecto de reglamentación, en una prohibición de venta exclusiva para su consumo en establecimientos que tengan acceso directo desde rutas o autopistas, y sólo para el conductor. Nos preguntamos cómo va a saber el comerciante quién es conductor y quién no; también daría la impresión que sólo se prohibe el expendio de alcohol para consumir en el lugar, pero no para comprar y llevar".

"Se incorpora la retención preventiva de la licencia de conducir cuando se labren actas de infracción, por supuesta comisión de alguna falta grave. Producida la retención, y dentro del plazo de 30 días corridos, el posible infractor deberá presentarse personalmente ante el juez correspondiente, a fin de optar por pagar la multa en forma voluntaria o defenderse; la no presentación hace presumir su culpabilidad. Pero peor aún, si no se presenta dentro de los 90 días, se destruirá la licencia retenida y caducará la habilitación para conducir. ¿Cómo hará un conductor que vive en Buenos Aires y le quitaron la licencia cuando manejaba en La Rioja? ¿Va a tener que viajar hasta allá?".

Consultados por Clarín, en el Ministerio del Interior informaron que en menos de 10 días la ley de Seguridad Vial estará reglamentada

Fuente: Diario Clarín, edición on line del 26 de mayo de 2008. Nota firmada por Carlos Galván
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA