Viernes 23 de Agosto de 2019
 
 
 
 
23 de Mayo de 2008
     
 
   
 
Darán financiamiento a los autopartistas
 
Lo afirmó la presidenta del Banco Nación
Dos días después de que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner presentara el proyecto de ley que busca duplicar en cinco años la producción de autopartes, el Gobierno prometió el financiamiento del Banco Nación para las empresas del sector.

El anuncio estuvo a cargo de la presidenta de la entidad oficial, Mercedes Marcó del Pont, que ayer participó de un encuentro sectorial que se llevó a cabo en la Secretaría de Industria.

De parte del sector privado, asistieron a la reunión el director ejecutivo de la Asociación de Fábricas de Autos de la República Argentina (Adefa), Fernando Rodríguez Canedo, y el presidente de la Asociación de Fábricas de Autopartes y Componentes (AFAC), Rodolfo Achille.

Por el lado oficial, además de Marcó del Pont, estuvieron el secretario de Industria, Fernando Fraguío; el subsecretario del área, Juan Heyn, y el de Pymes, Eric Calcagno.

Marcó del Pont afirmó que “no hay ningún proyecto productivo, en general en la Argentina, que no tenga asegurado el financiamiento por parte del BNA”. En particular, la funcionaria resaltó la importancia del sector autopartista “en el proceso de desarrollo puesto en marcha por el gobierno nacional”.

Marcó del Pont ratificó que la entidad cuenta con una “elevadí­sima liquidez para afrontar los desafí­os del crecimiento”. En ese marco, consideró “estratégico” el fortalecimiento de las industrias nacionales de autopartes, para las cuales “están a disposición las lí­neas a tasa preferencial vigentes para la pequeña y mediana empresa”.

Esquema de reintegros

El Régimen de Fortalecimiento del Autopartismo Argentino, que entrará en vigor una vez aprobada la ley que el Ejecutivo envió al Congreso, prevé un reintegro decreciente en el tiempo sobre el valor de las compras de autopartes locales, matrices y moldes, siempre que se trate de plataformas nuevas. El beneficio será de 8% sobre el valor de compra en el primer año, 7% en el segundo y 6% en el tercero.

Pero además, para revertir la escasa proporción de motores de fabricación nacional, el proyecto propone un beneficio más extendido, de 5 años, para la compra de autopartes locales destinadas a motores y cajas de transmisión.

El beneficio se inicia con un 10 por ciento de reintegro en el primer año, y culmina con un 6 por ciento en el quinto.

Fuente: Diario La Nación, edición on line del 23 de mayo de 2008

 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA