Sábado 15 de Junio de 2019
 
 
 
 
27 de Mayo de 2008
     
 
   
 
Metalúrgicos y mecánicos lograron aumentos salariales de casi un 30%
 
Habrá alzas del 28 y del 25% en los básicos, respectivamente, más adicionales
Los trabajadores de la industria metalúrgica recibirán, finalmente, un incremento del 28% en los salarios básicos del convenio, más un monto adicional no remunerativo de $ 600 que las empresas abonarán en diciembre próximo. El incremento de los básicos se cumplirá en dos etapas: se dará un 14% retroactivo a abril y otro porcentaje igual se sumará -en forma no acumulativa- a partir de los ingresos de agosto, según informó a LA NACION Sergio Vacca, vicepresidente primero (en ejercicio de la presidencia) de la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra).

El acuerdo, que tendrá vigencia hasta el 31 de marzo de 2009, fue logrado por esa entidad y por la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), sindicato que conduce Antonio Caló, luego de varios días de conflicto. Anoche, representantes de ambas partes le presentaron el texto al ministro de Trabajo, Carlos Tomada, que llevaba tiempo intentando actuar como mediador.

También los dirigentes del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) visitarán en pocos días al jefe de la cartera laboral: la entidad que lidera José Rodríguez acordó con cinco terminales automotrices un alza del 25% de los salarios a partir de los devengados en abril, más un adicional para fin de año, que implicará en promedio una mejora extra de alrededor del 6 por ciento.

En el caso de la UOM, el salario básico de la categoría más baja se ubicará en agosto en los $ 1536, con un valor horario de 7,73. El acuerdo se alcanzó luego de iniciada la segunda semana con medidas de fuerza en las fábricas.

Después de vencido el período de conciliación obligatoria que había dictado la cartera de Trabajo, entre el lunes y el viernes de la semana última el sindicato dispuso un paro de una hora por turno de producción, en tanto que desde el sábado se había endurecido la protesta, con la paralización de actividades durante 15 minutos por hora.

Según la entidad empresarial, el acatamiento a la huelga no había superado el 20%, pero se admitió que se estaban generando conflictos en las plantas, con movilizaciones y piquetes ya anunciados para los próximos días.

"Dar este aumento significará un esfuerzo muy grande, sobre todo para las pymes", señaló Vacca, que agregó que los valores del convenio "son referenciales", en tanto que en cada compañía se aplican otros conceptos que mejoran los ingresos.

Automotrices

En la industria automotriz, la negociación partió de promedios salariales bastante más elevados. En estas plantas, el básico se ubicará ahora en los $ 3500 y el incremento se aplicará de la siguiente manera: los básicos subirán un 20% desde los ingresos correspondientes a abril, en tanto que se adicionará otro 5%, que hasta los salarios de junio se abonará como suma no remunerativa. Luego, ese monto quedará incluido en el básico.

Ricardo Pignanelli, secretario gremial de Smata, especificó que se cerraron acuerdos con las automotrices Ford, Mercedes-Benz, Volkswagen, Toyota y General Motors (GM). En total, son unos 18.000 los trabajadores alcanzandos por los incrementos.

Para formalizar los acuerdos, sólo resta la asamblea en la planta de GM -que ocurrirá hoy, según dijo el dirigente gremial- y la homologación de los pactos en Trabajo.

El otro concepto por el que mejoran los ingresos en las automotrices es un "bono vacacional", equivalente a 150 veces el valor de la hora de trabajo. Fuentes del sector empresarial estimaron que, como se están trabajando en promedio alrededor de 200 horas, ese pago significará en muchos casos tres cuartos de un sueldo mensual, lo que representaría un 6% del ingreso percibido anualmente.

Así, el nivel de la mejora total para este año rondaría el 31 por ciento. Ese adicional se firmó sólo con vigencia para este año.

El pacto tendrá una duración de nueve meses y en diciembre se discutirán los salarios del año próximo, según Pignanelli. El dirigente sindical agregó que en la mayoría de las terminales se están trabajando horas extras.

Menor plazo

El plazo de vigencia marca una diferencia respecto de la mayoría de los acuerdos firmados hasta ahora, que establecieron una duración de al menos un año. Además, Smata logró una ventaja en cuanto a la aplicación del incremento: los trabajadores no lo percibirán en etapas, como sí está ocurriendo con casi todos los incluidos en convenios de otras actividades. Ese es un elemento importante en un escenario de inflación.

En los acuerdos con Mercedes-Benz y Toyota se incluyó también la cláusula del pago adicional por antigüedad para todos los trabajadores (en el primer caso, el beneficio existía, pero para quienes habían ingresado antes de cierta fecha). Es un concepto ya vigente en las otras terminales.

Pignanelli anticipó que ahora comenzará la negociación con el sector autopartista. El reclamo será por el mismo porcentaje, "pero se parte de otra base porque el salario promedio ronda los 2200 pesos", agregó.

Fuente: Diario La Nación, edición on line del 27 de mayo de 2008. Nota firmada por Silvia Stang



 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA