Viernes 23 de Agosto de 2019
 
 
 
 
6 de Mayo de 2008
     
 
   
 
El legado como inspiración: BMW M1 Hommage
 
Un prototipo que rinde tributo al BMW M1 celebra su estreno mundial en el Concorso d'Eleganza Villa d'Este 2008
Para celebrar el 30 aniversario del súper deportivo BMW M1, BMW Group Design presenta un homenaje a este legendario modelo en el marco del Concorso d’ Eleganza Villa d’ Este 2008. El BMW M1, diseñado por Giorgio Giugiaro, fue un coche superlativo y un vehículo muy emotivo que fue concebido sin concesiones para los circuitos. El precursor de este diseño fue el BMW Turbo de Paul Bracq, un prototipo revolucionario que, además de su rompedor diseño funcional, también hacía gala de toda una serie de innovaciones técnicas. De estos dos singulares vehículos nace el BMW M1 Hommage, un prototipo que rinde tributo a sus modelos precursores y una demostración de la capacidad, creatividad y potencial del equipo de BMW Group Design.

Un punto particularmente fuerte de BMW Group Design es trabajar con sus propios diseños extraordinarios del pasado para concebir los diseños futuros. El BMW M1 Hommage es un prototipo que sigue la tradición del BMW Turbo y representa una interpretación contemporánea del BMW M1 y del concepto de motor central. Este tributo muestra un diseño emocional que exhibe tecnología y la integra en la estética global del vehículo.
El Concorso d’Eleganza Villa d’Este proporciona el escenario perfecto para el BMW M1 Hommage. Allí, bellezas de cuatro ruedas del pasado se encuentran con prototipos y diseños del futuro. En este dinámico escenario de tensión entre el pasado y el presente, el equipo de BMW Group Design ofrece la visión desde su propia perspectiva de un automóvil del futuro inspirado en la historia.


El BMW M1 fue un súper deportivo que transmitía pasión; su precursor, el BMW Turbo de Paul Bracq, mostró soluciones técnicas innovadoras que encontraron su expresión en un diseño emocional. Precisamente esta mezcla - de tecnología y diseño, racionalidad y pasión - es la que incorpora el BMW M1 Hommage. Presenta una interpretación apasionante y auténtica del BMW M1 y el concepto de motor central desde una perspectiva actual: las raíces del BMW M1 Hommage son obvias desde el primer vistazo. Indudablemente retoma el contraste gráfico de los colores negro y naranja del BMW M1 y los interpreta de nuevo. La pintura Liquid Orange, exclusivamente desarrollada para el BMW M1 Hommage, evoca el color del clásico BMW M1, pero sorprende con su poderoso juego de color iridiscente y brillo profundo. Conforma el lenguaje extrovertido de su superficie y subraya notablemente la elocuente combinación de superficies cóncavas y convexas.

Diseño emocional, entre tradición y modernidad
El BMW M1 Hommage toma elementos de diseño muy conocidos del repertorio de BMW Design, los reinterpreta y los expresa en un nuevo contexto. Su diseño trae consigo pasado y presente juntos, ampliando la percepción del observador a través de nuevas soluciones de diseño que encuentran su expresión en el típico estilo de BMW. Si los colores en contraste fueron un aspecto dominante en el diseño del BMW M1, este contraste se perpetúa en el BMW M1 Hommage con el diseño de su superficie. Los elementos conocidos, como las proporciones típicas de la marca, se combinan con nuevas y apasionantes líneas, superficies y detalles para crear una interpretación actualizada del BMW M1, que hoy día sigue siendo un coche extraordinario.
Huyendo de la fuerte línea en cuña de otros coches con motor central, el BMW M1 Hommage opta conscientemente por las proporciones características de BMW. Una parte delantera relativamente larga, una transición al montante A claramente definida y una línea de la ventanilla muy tendida con el característico “Hofmeister” no dejan duda de que se trata de un BMW. Las fluidas líneas horizontales rebajan el centro de gravedad visual del coche y le proporcionan un aire de soberanía.
Aunque el BMW M1 ya tenía unas proporciones extremadamente armoniosas y deportivas, el diseño de su superficie no era todavía un tema explícito en el diseño y estaba dominado por una decoración de gran contraste. Sin embargo hoy, después de las proporciones del coche, principalmente es el singular diseño de la superficie lo que determina el fuerte valor del reconocimiento de un modelo BMW. Desde hace ya algunos años, todos los vehículos BMW hacen gala de un singular lenguaje de diseño. La conformación de las superficies exigen una notable experiencia y un trabajo artesano del más alto nivel. Sólo con la combinación de trabajo altamente cualificado, tecnología punta y un sentido certero de la personalidad de cada BMW los diseñadores y modelistas consiguen el escultural efecto global que le proporciona a cada BMW su carácter exclusivo. El BMW M1 Hommage muestra sistemáticamente las proporciones y temas decorativos del BMW M1 con el lenguaje de superficie de los nuevos diseños BMW; una combinación que colma al vehículo de una emoción apasionante, deportiva y auténtica.

El diseño del frontal del BMW M1 Hommage adopta muchos de los elementos estilísticos del BMW M1: el contraste entre las superficies retrasadas y negras con el color del coche, la parrilla pequeña y baja con forma de riñón y los faros “invisibles”. Y sin embargo, el frontal del BMW M1 Hommage es una absoluta novedad para BMW. Cada elemento asume una función: la parrilla de doble riñón característica de la marca, por ejemplo, no sólo es un rasgo distintivo de la marca BMW, sino que combina soluciones aerodinámicas, de dirección del flujo del aire de refrigeración y de seguridad. El diseño de los faros, por su parte, es una nueva interpretación de los faros retráctiles del BMW M1. Como los faros del modelo clásico, los del BMW M1 Hommage sólo son visibles cuando se encienden. Cuando no se utilizan están discretamente integrados en el diseño del frontal y “desaparecen” en la superficie frontal, retrasada y negra, casi como unos faros retráctiles.

A lo largo del lateral del coche, todas las líneas, superficies y detalles dirigen la vista desde el frontal a lo largo de la inclinada parte delantera hasta y los montantes A, claramente definidos, antes de converger en el centro del vehículo. Dos líneas expresivas se dibujan desde el frontal a lo largo de los flancos del vehículo, hacia la zona del motor. El flujo de las líneas comienza de una forma recta y disciplinada en la parte delantera, bajando el centro de gravedad óptico del BMW M1 Hommage y subrayando su baja línea de cintura. Desde el centro del coche, sin embargo, las líneas se rompen. La potencia del diseño está centrada precisamente donde reside la potencia del vehículo: en el motor. Unas líneas robustas, sensuales y rasgadas acentúan el concepto de motor central; el diseño enfatiza la mecánica que alberga en su interior, la capacidad de ingeniería de BMW Group y su saber hacer en el ámbito de los motores.

La línea del techo del BMW M1 Hommage se va estrechando de forma aplastada, extendiéndose en la parte trasera y alrededor. Haciéndolo, dibuja una línea continua y forma un vínculo entre los dos laterales del coche. En esta línea, encima de los pilotos traseros, es donde puede verse el emblema doble característico de la compañía.
“La ingeniería es bonita: ¡mostrémosla!”
El diseño en su conjunto está dirigido por la funcionalidad y cada detalle tiene su propósito. Aspectos como la aerodinámica, la dirección del aire de refrigeración y la seguridad proporcionan al BMW M1 Hommage su esencia técnica y lo hacen un auténtico BMW. Una muestra de ello es el diseño de la parrilla con forma de riñón del BMW M1 Hommage, que cumple muchas funciones al mismo tiempo. El riñón doble no sólo es el signo de una característica de BMW, también forma parte de la afilada aerodinámica del coche, guiando al aire hacia la refrigeración del motor, y también constituye la sección frontal de la zona de choque, similar al chasis monocasco de un coche de Fórmula 1.

Inspirado en el diseño aeronáutico, este coche en su conjunto también tiene una sofisticada conducción de aire a través de la carrocería. Por ejemplo, la trayectoria del aire de refrigeración para el motor está situada debajo de la línea del techo, en la línea negra retrasada a lo largo del lateral del vehículo, debajo de la ventanilla. Pequeños deflectores y aberturas guían el flujo de aire hacia el compartimento del motor, para asegurar un aporte adecuado de aire de refrigeración.
Visión e inspiración.

“El BMW M1 Hommage muestra claramente la creatividad y el potencial del equipo de BMW Design. Un proyecto como éste es una valiosa fuente de inspiración en nuestro trabajo diario”.
Adrian van Hooydonk, Director de diseño de Automóviles BMW.
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA