Martes 21 de Mayo de 2019
 
 
 
 
10 de Abril de 2008
     
 
   
 
Otra mirada sobre los accidentes en ruta 9
 
El Diario El Cronista Comercial del 10 de abril publicó en la nota en la que pide la priorización de la seguridad en rutas y la postergación de proyectos como el del tren bala
“Catástrofe”, “desesperación” y “tragedia” son algunos de los términos con los que se definieron a los múltiples accidentes de tránsito que ocurrieron ayer por la madrugada en la Ruta Nº 9 entre Campana y Rosario, con epicentro en el kilómetro 150 , a la altura de Río Tala.

Carlos Bergoglio, vocero de la concesionaria de la ruta, aseguró que la empresa cumplió con los trabajos de prevención “cuatro horas antes del accidente, mediante avisos y la aplicación de desvíos”. Pero no alcanzó para evitar los choques, provocados por una combinación de niebla y humo proveniente de la quema de pastizales en una isla del Paraná.

Entre medio del caos surge una paradoja: la decena de choques entre los kilómetros 116 y 180, que involucraron a 22 camiones, dos micros, decenas de autos, y causaron la muerte de cuatro personas y varios heridos ocurrieron a la vera del futuro tendido del tren bala, el multimillonario proyecto que impulsa el Gobierno para que la Argentina saque credenciales de país del Primer Mundo.

La iniciativa para construir el convoy “avanza sobre rieles”. En su viaje a Francia durante el fin de semana, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner habló del tema con su par galo, Nicolas Sarkozy. El contrato debería firmarse este mes.

Se financiará con deuda del Estado y demandará cerca de u$s 3.000 millones para unir las ciudades de Buenos Aires, Rosario y Córdoba. Se trata de los tres principales destinos que también cubre la ruta 9 –cuya concesión está en manos de Vial 3, una sociedad en la que participa Electroingeniería (una firma cordobesa de buena llegada al Gobierno y con un fuerte crecimiento durante los últimos años)–, donde por motivos variados se reiteran los problemas.

Casi al mismo tranco aumentan la cantidad de accidentes en las rutas, que para muchos especialistas ponen de relieve la insuficiente inversión en infraestructura vial. De hecho, quienes transitan la 9 acusan varios problemas: escasean las estaciones de servicio donde parar en caso de que haya problemas en el camino (como ocurrió ayer) así como también descansos en caso de que gane el cansancio, y una adecuada señalización en caso de niebla.

Aunque las cuentas públicas muestran un enorme gasto en rutas, los millones no se notan en la seguridad de todos los días. Según un relevamiento de El Cronista sobre la base de datos públicos, el gobierno del ex presidente Néstor Kirchner invirtió en obras viales $ 14.000 millones. El destino: mantener y pavimentar 35.000 kilómetros, un 90% del total de la red, según datos del Ministerio de Planificación. Pero según los números que utiliza Economía, el dinero que utilizó Kirchner debería haber bastado para hacer 40.000 kilómetros nuevos de rutas

Fuente: Diario El Cronista Comercial, edición on line del 10 de abril de 2008
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA