Martes 24 de Septiembre de 2019
 
 
 
 
14 de Abril de 2008
     
 
   
 
Motores por dentro
 
Una visión sobre el gran crecimiento de la industria de las autopartes luego del impacto de 2002
Desde 2002, punto crítico de la crisis, el valor de la producción de la industria autopartista creció de US$ 1827 millones a una proyección de US$ 5488 millones para 2007, con un salto, en el mismo lapso, de 35.693 a 62.000 personas empleadas, según datos de Afac.

Las 400 empresas que componen el sector, que representa el 2,3 por ciento de producto y el 11,4 por ciento del PBI Industrial, experimentan este renacer, traccionadas por el incremento de la actividad de las automotrices, quienes prevén fabricar 750.000 vehículos para 2010, merced a sus inversiones para radicar nuevos modelos en el país, que sumarán US$ 3500 millones hacia ese año. La mayoría de las productoras de piezas está ejecutando desembolsos para no quedar rezagadas en esa carrera.

Según Afac, las inversiones de las autopartistas, que crecieron de $ 900 millones en 2005 a $ 1100 millones en 2006, consolidarán una cifra cercana a $ 1300 millones en 2007.

"Los principales motivos son cambios de procesos, ampliación de planta, capacitación y el desarrollo de nuevos productos", precisa Juan Cantarella, gerente general de la entidad. Y el comportamiento es generalizado: 87 por ciento de las firmas en 2004, 89 ciento en 2005 y "la tendencia se mantuvo en 2006", asegura el directivo. En tal sentido, buscar un ejemplo es jugar a ganador. Entre los fabricantes de neumáticos, Bridgestone Firestone desembolsará US$ 53 millones para ampliar 20 por ciento, a 5 millones de cubiertas anuales, la capacidad de su planta de Lavallol, que ya opera al máximo.

Su rival, Pirelli, erogará US$ 15 millones hasta 2010 en su instalación de Merlo, que también trabaja al límite -15.000 neumáticos diarios-, para migrar su producción a ítems de mayor valor agregado.

En tanto, Prestolite, que en la Argentina produce 400.000 motores de arranque por año, invertirá $ 15 millones para desarrollar nuevos productos. La compañía, que facturará $ 160 millones en 2007, pondrá $ 1,8 millón para aumentar su capacidad en 2008.

Este presente también atrajo a jugadores internacionales. La alemana Mahle puso más de US$ 40 millones para que Rubén Valsagna hiciera cash out en Edival, la fabricante rafaelina de válvulas. En tanto, la estadounidense IAC Group, a través de su filial brasileña, Plascar, pondrá US$ 100 millones hasta 2009 en sus fábricas de piezas plásticas de Tortuguitas, Córdoba y Rosario, para ampliar su capacidad de abastecimiento de 250.000 a 1,5 millón de autos anuales

Fuente: Revista RPM, edición del 14 de abril de 2008. Nota firmada por Juan Manuel Compte
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA