Lunes 24 de Junio de 2019
 
 
 
 
24 de Abril de 2008
     
 
   
 
Dos estilos diferentes para la familia
 
La tercera generación del V70 es un vehículo fino y sobrio. El XC70 tiene un perfil más off road



Volvo presentó en nuestro mercado dos modelos familiares que representan, cada uno en su estilo, una concepción distinta del mundo.

Por un lado, el V70, una rural clásica, con diseño sobrio, construida sobre la base del sedán S80. Esta es la tercera generación del V70, disponible con un nuevo motor de 6 cilindros, transmisión automática de 6 velocidades con sistema Geartronic de paso de marchas. En cuanto al equipamiento, incorpora elementos de seguridad premium, que incluye un importante avance para el beneficio de las familias con niños pequeños, como los asientos infantiles integrados de dos alturas. Además añade de serie el DSTC (control dinámico de estabilidad y tracción) y el EBA (asistencia electrónica de frenado).

La otra cara es el XC70, la versión off road del V70, con el que comparte motor y caja. Estéticamente se diferencia por los guardabarros delanteros y traseros de plástico, además de los pasarruedas y de los portaequipajes. Otra gran diferencia es la tracción, que en esta versión es integral. Como agregado de equipamiento incorpora el control de descenso, muy útil para la práctica del off road.

Fiel a su tradición, Volvo ha construido estos modelos pensando en la seguridad de los pasajeros. Es por eso que la carrocería tiene una estructura lateral más resistente y zonas de deformación fabricadas con distintos tipos de acero.

Por otra parte, ambos modelos incorporan el sistema de protección contra lesiones cervicales (WHIPS) de segunda generación, como también control de velocidad crucero adaptativo con autofrenado de emergencia, comunicador personal con el vehículo y un novedoso dispositivo de anclaje en espacio de carga

Fuente: Diario Clarín, Suplemento Autos, edición on line del 24 de abril de 2008.
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA