Martes 25 de Junio de 2019
 
 
 
 
23 de Abril de 2008
     
 
   
 
Gremios reabren paritarias en octubre por inflación
 
En la CGT advirtieron fuerte preocupación por la suba de precios y anticiparon que, si se mantiene ese ritmo, reclamarán otro aumento en el segundo semestre
A pesar de que aún no están definidas la mayoría de las paritarias del sector industrial, el fuerte repunte que registraron los precios de alimentos en las últimas semanas provocó gran inquietud entre los principales gremios de la CGT, donde ya ponen en duda que el aumento salarial de 19,5% acordado en el último bimestre alcance para todo el año y advierten que en octubre se reabrirán las negociaciones si se mantiene el ritmo de inflación.

La posibilidad de que los últimos aumentos sean revisados fue admitida por tres importantes dirigentes de la central obrera consultados por este diario, quienes aseguraron que la preocupación del sector fue incluso transmitida al Gobierno, en el marco de los contactos informales realizados por funcionarios kirchneristas para sondear la posición de los gremios sobre la renovada apuesta de Cristina Fernández en favor de un Pacto Social con sectores empresarios y representantes de los trabajadores. “La idea de un pacto es importante, pero nadie va a aceptar que se pretenda usar esa convocatoria para que nos pongan condicionamientos sobre los salarios”, advirtió un dirigente alineado con el jefe de la CGT, Hugo Moyano.

La opinión es compartida por el resto de los sectores internos de la central. El jefe de un poderoso gremio del transporte calculó que si la inflación continúa acelerándose, a más tardar en octubre se habilitará la reapertura de los convenios para negociar alguna compensación salarial para enfrentar la suba de precios. En el mismo sentido, otro dirigente del sector crítico al moyanismo aseguró que la preocupación de los trabajadores por la inflación se profundizó en las últimas semanas y pronosticó que si se mantiene la tendencia continua de crecimiento en los precios “toda la negociación salarial se va a desmadrar”.

De concretarse la advertencia de los gremios, se produciría un acortamiento de la vigencia de los acuerdos similar a la ocurrida a fines de 2007, cuando la mayoría de los sindicatos logró el pago de un suplemento no remunerativo por la inflación. Sin embargo, a diferencia de 2007 cuando los bonos se comenzaron a acordar en diciembre, las previsiones de los gremios dan cuenta de que este año el adelantamiento de la renegociación salarial tendría lugar entre finales del tercer trimestre y principios del cuarto.

En línea con el panorama que anticipan en la CGT, dos recientes informes privados apuntalaron como una posibilidad concreta la alternativa de la revisión de los convenios salariales en el transcurso del segundo semestre. En marzo un trabajo elaborado por Ecolatina sostuvo que la puja entre las subas nominales de salarios y el traslado del costo laboral a precios “inducirá una mayor conflictividad laboral con posible impacto en la productividad” y la consecuente reapertura de paritarias. En tanto, un informe difundido ayer por Sel Consultores consignó que el aumento de 19,5% más algunos adicionales que firmaron en los últimos meses los principales gremios “podría revisarse en el último trimestre si la inflación continúa acelerándose”. La consultora que dirige Ernesto Kritz remarcó que el esquema de doble paritaria tuvo sus efectos en 2007: el aumento total anual en promedio alcanzó el 26,7% por efecto del impacto de los bonos por inflación, superando en 10 puntos el tope de 16,5% que firmó Moyano con Néstor Kirchner.

Fuente: Diario El Cronista Comercial, edición impresa del 23 de abril de 2008

 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA