Miércoles 19 de Junio de 2019
 
 
 
 
25 de Abril de 2008
     
 
   
 
Para mantener el color como salido de fábrica
 
Precios y garantías para el repintado del vehículo
Mantener la pintura del vehículo en óptimas condiciones y realizar las reparaciones correspondientes cuando se ha sufrido un daño en algún paño de la estructura permite proteger la chapa de la corrosión, favorecer la limpieza del rodado y evitar un factor de devaluación a la hora de vender la unidad.

En los talleres especializados, los materiales y técnicas modernas aplicadas para realizar el repintado automotor ofrecen al usuario la tranquilidad de un trabajo con calidad y garantía similar al de fábrica. La preparación de cada pieza implica la aplicación de masilla, lijado, uso de antioxidante y nuevamente lijado para lograr una superficie lisa y protegida.

"Para obtener el mismo tono de pintura de la pieza reparada se usa un software que contiene las fórmulas de color original de cada rodado. Esto asegura la obtención del color con un 100% de exactitud", aseguran los especialistas.

Posteriormente, se introduce la pieza o el rodado en la cabina de pintura, donde el personal capacitado aplica la pintura, según el método de cada taller. Puede ser con componentes de ultra altos sólidos, con mayor poder cubritivo, o mediante pistolas de aire comprimido, también llamado sistema ecológico. Las cabinas son presurizadas, llegan hasta 90°C, logrando una mejor adherencia de la pintura, y tienen filtros que retienen y evitan la salida del excedente al medio ambiente.

Secado de la chapa

El secado de la chapa se realiza en otro espacio y recibe de adentro afuera una temperatura de 60º durante media hora para evaporar los solventes y tener una óptima calidad en la superficie. El proceso concluye cuando se aplica el barniz de terminación, pintura bicapa, o la pintura de poliéster que trae brillo propio.

A la hora de elegir un taller debe ser uno que se especialice en repintado y ofrezca garantía por el trabajo, ya que si la pintura no es aplicada correctamente, con el tiempo se evidencian problemas como decoloración, bolsas de aire, estrías, sombras, corrosión, grietas, entre otras fallas.

El costo de repintura total de un rodado oscila entre 2500 y 4000 pesos, y para camioneta entre 3500 y 5000; por paño para auto oscila entre 200 y 300 pesos, y para camioneta desde 300, los retoques desde 70 pesos y la mano de obra desde 90 pesos.

Fuente: Diario La Nación, edición on line del 25 de abril de 2008, Suplemento Al Volante, nota firmada por Patricia Osuna Gutiérrez

 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA