Domingo 16 de Junio de 2019
 
 
 
 
2 de Septiembre de 2008
     
 
   
 
Economistas proyectan un 2009 con oportunidades
 
El economista Dante Sica vaticinó que el año que viene el país podrá seguir beneficiado por los altos precios de las materias primas
“Los buenos precios de los commodities van a seguir el año próximo, aunque no tanto como alcanzaron en julio, porque hay claramente un exceso de aumento de demanda sobre el crecimiento de la oferta” , dijo el ex secretario de Industriaa en uno de los encuentros de la Convención Regional ACARA-NOA, que se realiza en esta ciudad.

Sin embargo, en comparación con el corriente año, el proyectado superávit de la balanza comercial será sustancialmente menor que la del corriente año, estimado en torno a 2,5% del PBI, por efecto de que “se va atenuar el ritmo de aumento de las cotizaciones de los productos que vende la Argentina, va a persistir la expansión a alto ritmo de las importaciones y la balanza energética continuará cerrándose”. De ahí que calculó que el excedente se recortará a unos 6.000 millones de dólares.

Del lado de las finanzas públicas, observó el especialista que el excedente fiscal se mantendrá en torno de 3% del PBI y no más, porque las cantidades producidas por el conjunto de los agentes económicos van a atenuar el ritmo de expansión.

Además, sostuvo que “el conflicto con el campo, puso de manifiesto que el Gobierno tiene un límite para seguir aumentando los impuestos como principal fuente de financiamiento del crecimiento del gasto. “En 2007 apeló a la reforma provisional, en 2008 al alza de las retenciones sobre las exportaciones, pero en 2009 ya no contará con esos recursos”.

Y como los salarios y las jubilaciones, tienen una inercia alcista, determinada por los ajustes aprobados, se hará más necesario bajar otros gastos, como los subsidios al sector privado.

“En 2009 las necesidades de financiamiento del sector público trepan a 5% del PBI, mientras que el superávit fiscal se prevé que se ubique en 3%, la diferencia habrá que buscarla en otras fuentes del sector privado, lo cual significará un mayor uso del ahorro de las familias y empresas, con su consecuente efecto alcista sobre las tasas de interés”, vaticinó Sica.

Tracción de la industria automotriz
Pese a la señalada absorción de fondos del sector público, Sica destacó que en el caso de la industria automotriz continuará siendo uno de los sectores más dinámicos de la economía, que contribuirá a apuntalar el crecimiento del PBI en un rango más bajo que el actual, pero todavía en un importante 5 por ciento.

Sin embargo, alertó el economista y director de la consultora abeceb.com que “la presión de la suba de los costos operativos e impositivos exigirá prestar cada vez más atención a los costos internos, para atenuar la esperada pérdida de rentabilidad, como ya se desprende de la desaceleración de la tasa de crecimiento de los ingresos por el cobro de Ganancias.

Según sus cálculos, el mercado interno cerrará el 2008 con un volumen de ventas entre 617 y 620 mil unidades, y trepará entre 7 y 10% en el año próximo, al récord de 670.000 automotores.

Semejante expansión no impedirá que también se alcancen nuevas marcas pico en materia de exportaciones, ya que pasaría de unas 355.000 previstas para este año a unas 400 mil en el 2009, pese a que consideró que “resulta inquietante que se están perdiendo ventas a Chile, México y centro América”, porque el estancamiento del tipo de cambio frente a una fuerte alza de los costos domésticos, está dejando fuera de mercado a diversas líneas de productos.

Fuente: Diario Infobae, edición on line del 31 de agosto de 2008


 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA