Lunes 24 de Junio de 2019
 
 
 
 
28 de Julio de 2008
     
 
   
 
Hubo más controles de alcoholemia
 
La nota insólita de la agenda habitual sobre seguridad vial fue la detección de un chofer de micros que iba a salir a la ruta luego de haber tomado alcohol. Dos acompañantes fueron también sorprendidos en esa falta
Durante los controles de alcoholemia a los conductores de ómnibus de larga distancia que partieron de la terminal de Retiro se detectó que un chofer y dos acompañantes habían bebido alcohol, según informó ayer el subsecretario de Seguridad porteño, Matías Molinero.

"En las 2340 unidades controladas encontramos un chofer y un acompañante que dieron positivo el viernes pasado. Pero lo más grave fue lo de hoy, con un acompañante con 1,7 de alcohol en sangre", dijo Molinero.

El funcionario porteño destacó que en este último caso el fiscal interviniente, que por disposiciones legales sólo podía aplicar una contravención a los choferes y no a los acompañantes, decidió aplicar una multa al conductor.

"Detectamos a tres choferes, de distintas unidades y empresas, que debieron reemplazarlos, pero lo importante acá es que salvamos unas 150 personas del riesgo de morir en un accidente", dijo Molinero al explicar las consecuencias de la medida.

El operativo de control, que llevan adelante el gobierno porteño y la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), comenzó el viernes pasado y concluirá hoy a las 12 en la terminal de Retiro.

Se trata de controles de alcoholemia para los que se instalaron puestos que efectúan exámenes de rigor, que alcanzan a todos los choferes y a sus acompañantes, en un operativo que funciona las 24 horas, sin interrupciones.

Fuente: Diario La Nación, edición on line del 28 de julio de 2008
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA