Sábado 15 de Junio de 2019
 
 
 
 
13 de Agosto de 2008
     
 
   
 
Tecnología punta para los modelos de producción.
 
BMW Group aprovecha las avanzadas innovaciones desarrolladas por el equipo de Fórmula 1 BMW Sauber
El principal requisito previo para la vuelta de BMW a la Fórmula 1 en 2000 fue generar sinergias entre la F1 y el desarrollo de vehículos en serie. Por esta razón, el desarrollo del propulsor de Fórmula 1 y la electrónica se integraron en la fábrica de Munich con el Centro de Investigación e Innovación BMW (FIZ) jugando un papel crucial. La fábrica de F1 se montó a menos de un kilómetro de distancia de este centro “think tank”, y las dos instalaciones forman una red con una comunicación muy fluida. “El FIZ representa el futuro de BMW”, declara Mario Theissen. “Aquí trabajan los ingenieros más capacitados en unas instalaciones de investigación y desarrollo con tecnología punta. El FIZ tiene grandes recursos a su disposición, los que aprovechamos directamente. Recíprocamente, con sus desafío técnicos extremos y el ritmo de desarrollo necesario, la participación de la compañía en la F1 supone disponer de un campo de pruebas único para nuestros técnicos”.
Los conocimientos adquiridos permanecen en la compañía, donde se aprovechan para el desarrollo de coches de producción. La experiencia y conocimientos de la mecanización de varios materiales y compuestos en Fórmula 1, como las culatas y los bloques de cilindros, también se utiliza en los coches de producción, así como en el desarrollo de motocicletas de BMW Motorrad.
También es importante el avance en los conocimientos de los materiales CFRP (materiales compuestos reforzados con fibra de carbono) y su utilización en la construcción de la carrocería, el desarrollo de componentes híbridos para la Fórmula 1 y los derivados para los modelos de producción. Y los vehículos de producción también aprovechan los frutos obtenidos en los procesos de desarrollo y logísticos en el ámbito de la Fórmula 1. Por ejemplo, mayores avances en la aerodinámica y en las unidades de los sistemas de control.
A partir de la temporada 2009, la tecnología híbrida puede emplearse por primera vez en Fórmula 1 para mejorar las prestaciones y la eficiencia. El Equipo BMW Sauber F1 está trabajando de lleno, por ejemplo, en el desarrollo del KERS (Kinetic Energy Recovery System, sistema de recuperación de energía cinética) que permite regenerar la energía de frenado. Trabajando en este campo, el Equipo BMW Sauber F1 también está promoviendo los conocimientos en sistemas híbridos de BMW Group. También se están desarrollando más innovaciones en las áreas de tecnologías de fundición, propulsores y gestión inteligente de la energía.
Dr Klaus Draeger, Director de Desarrollo de BMW AG, lo resume así: “BMW Group puede transferir los conocimientos adquiridos en el Equipo BMW Sauber F1 directamente al desarrollo de vehículos de producción. Esto hace que la Fórmula 1 sea la plataforma de desarrollo previo ideal para las tecnologías de propulsión innovadoras. Las nuevas normas de la Fórmula 1 nos dan la oportunidad de desplegar tecnología innovadora híbrida en condiciones extremas, adquiriendo al mismo tiempo importantes conocimientos para el desarrollo de su producción. Eso es algo que los clientes de BMW van a aprovechar”.
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA