Sábado 15 de Junio de 2019
 
 
 
 
14 de Agosto de 2008
     
 
   
 
Las automotrices propulsan la industria argentina
 
Se produjo un importante incremento de la actividad industrial con respecto al mes de julio de 2007. Este incremento, según un informe de OJ Ferreres & Asociados, está encabezado por la industria automotriz.
"Los motores de la mayor producción industrial en julio responden básicamente a dos factores: Al conflicto que logró destrabarse con el sector agropecuario y, al postergado invierno que evitó aplicar restricciones energéticas a la producción", destaca Fausto Spotorno, economista jefe de OJ Ferreres y Asociados, según una nota publicada en Infobae.com el 14 de agosto.

Según el relevamiento mensual que la consultora de empresas efectúa rutinariamente, "en los primeros siete meses del año la actividad manufacturera acumula una expansión de 5,9% anual", empatando así con el volumen de crecimiento de igual período de 2007, un dato que no es menor si se tienen en cuenta los trastornos que en el año en curso se produjeron a partir del conflicto con el campo.

La industria automotriz movilizó los sectores más dinámicos, que fueron maquinaria y equipos, los cuales tuvieron un importante repunte en el mes anterior.

En julio de 2008, el sector industrial automotor presentó un crecimiento creció 41% anual, con una producción récord de 62.000 unidades, tras la merma de junio a sólo 51.000 unidades.

En segundo lugar se ubicó la rama productora de metálica básicas, muy unificada también al sector automotriz, que trabaja con hierro, acero y laminados, con alza de 10% anual en promedio.

Asimismo, el aluminio mantiene su amplio incremento de aproximadamente 50% anual desde que se inició el 2008, en ambos casos impulsados por la revitalización de la demanda, pero también por el aumento de la capacidad instalada en comparación con un año antes.

Un factor a tener en cuenta es que este año las temperaturas no tuvieron la crudeza que presentaron en 2007, cuyo invierno fue tan frío que se produjo una crisis energética, la cual motivó la disminución de la producción.

Un cinflicto importante de 2008 fue, como se comentaba, el del campo y el del agro; pero al haber quedado atrás, se regularizó el desplazamiento de camiones de carga por los caminos nacionales y provinciales, elemento que tuvo como consecuencia un notable cambio de signo de los despachos de cemento, que de acusar en junio la primera contracción anual desde 2003 con 10,4%, pasó el mes siguiente a un incremento de 7,2%.

En las refinerías de combustibles el panorama necesita todavía de algunos estímulos y pulimentos. "Las fuertes regulaciones en este sector y la falta de inversiones ponen de manifiesto el estancamiento de la producción primaria de petróleo y su destilación", explica Spotorno.

Fuente: Diario Infobae, edición on line del 14 de agosto de 2008. La nota no se transcribié textualmente
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA