Jueves 22 de Agosto de 2019
 
 
 
 
26 de Agosto de 2008
     
 
   
 
Debaten la suba de precios de los peajes
 
Se realizará la audiencia correspondiente. Uno de los objetivos es desalentar el uso del auto
Los ciudadanos de la Capital debatirán hoy en una audiencia pública el incremento del precio de los peajes de la red de autopistas porteñas, una iniciativa impulsada por el jefe de gobierno, Mauricio Macri, que propone elevar los costos entre 50 y 300 por ciento, conforme el vehículo, la vía y el horario.

Según pudo saber La Nación luego de consultar a cuatro funcionarios, Macri tiene la firme voluntad de aplicar este aumento antes de fin de año, probablemente a partir de octubre próximo.

Con esta suba, las autoridades porteñas buscan desalentar el uso del automóvil para circular por la Capital, contribuir a descongestionar esas arterias y sumar más ingresos para AUSA, la empresa estatal que explota la red y que, además, financia y ejecuta obras viales en la ciudad.

Esta medida, que provocó el rechazo de varias asociaciones vecinales y ONG, se debatirá a las 11 en el Centro Cultural Adán Buenosayres, en Asamblea 1200, donde ya se anotaron 60 oradores.

Los incrementos planteados se llevarían adelante de la siguiente manera: en las autopistas 25 de Mayo y Perito Moreno, el costo del peaje para los autos pasaría de 2 a 4 pesos en horario pico, entre las 7 y las 10 en los carriles con sentido hacia el centro y entre las 17 y las 20, en los carriles con sentido hacia la provincia. Fuera de ese horario subiría a 3 pesos.

Sobre la autopista Illia, por la que acceden a la ciudad numerosos vehículos desde la zona norte, la tarifa aumentaría de los actuales 50 centavos a 1,50 pesos en el horario pico (coincide con el fijado para las otras vías rápidas) y a un peso durante el resto del día. Y las motos tendrían un incremento de hasta 300% en la tarifa: pasaría de 0,25 pesos a 1 peso en horario pico.

En el texto del decreto de convocatoria a la audiencia pública no vinculante, suscripto por Macri y refrendado por los ministros de Desarrollo Urbano y de Hacienda y por el jefe de Gabinete, se recuerda que en las autopistas 25 de Mayo y Perito Moreno la tarifa no fue modificada desde diciembre de 1992, cuando se redujo de 3 a 2 pesos. Y que en la Illia tampoco sufrió cambios desde marzo de 2003: pasó de $ 1 a 50 centavos, durante la gestión de Aníbal Ibarra.

Según AUSA, es necesario modificar el cuadro tarifario en función de horarios, el flujo de tránsito, la estacionalidad y las condiciones económico-financieras. Aseguran en el gobierno que la ecuación costo-beneficio en la concesión se deterioró a raíz del incremento sostenido en los valores de operación de la red, principalmente a partir de la salida de la convertibilidad.

Rechazo
El Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (Conaduv), agrupación que reúne a varias entidades de usuarios, rechaza esta medida. "El aumento que impulsa el gobierno es abusivo e injusto. Esta medida carece de un estudio técnico y no se habla del beneficio económico que tendrá el usuario. Rechazaremos el incremento", dijo a La Nación Ricardo Lasca, coordinador de ese organismo.

Julio Balbi, director del Ente Regulador de los Servicios de la ciudad, aseguró que "al proponer este aumento en nombre de una solución al caótico transito lo único que se está remediando es un problema de caja de AUSA".

El diputado kirchnerista Pablo Failde, integrante de la Comisión de Tránsito y Transporte de la Legislatura porteña, aseguró a La Nación: "Es una medida aislada, parcial, discriminatoria, y tiene fines puramente recaudatorios".

Vale apuntar que en marzo de 2007, en plena campaña electoral porteña, el entonces jefe de gobierno Jorge Telerman anunció que el costo del peaje se duplicaría en las autopistas 25 de Mayo y Perito Moreno, entre las 7 y las 10, y que se cuadruplicaría en la Illia, entre las 8 y las 10, para los conductores que viajaran solos rumbo al centro.

Esta medida nunca se aplicó, ya que el Ente de Servicios Públicos de la ciudad le reclamó la realización de una audiencia pública y la oposición -el macrismo incluido- cuestionó el aumento por ser "una acción aislada que no serviría", dijeron entonces.

Luego de que, en aquella audiencia pública, el rechazo fue generalizado, Telerman finalmente optó por una medida mejor recibida por la sociedad: en noviembre del año pasado instrumentó la gratuidad de las autopistas para los autos con cuatro o más pasajeros, decisión que Macri abolió en marzo por entender que no dio resultado

Fuente: Diario La Nación, edición on line del 26 de agosto de 2008. Nota firmada por Pablo Tomino
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA