Domingo 25 de Agosto de 2019
 
 
 
 
29 de Agosto de 2008
     
 
   
 
Extienden en dos avenidas los polémicos carriles exclusivos
 
Por 90 días, Córdoba y Entre Ríos tendrán más cuadras para taxis y colectivos
En lo que será la primera etapa de la expansión de los carriles con prioridad para el transporte público en la ciudad, el gobierno porteño decidió extender más cuadras los carriles preferenciales para colectivos y taxis, tanto ocupados como vacíos, que ya funcionan sobre las avenidas Córdoba y Entre Ríos, a partir del lunes 15 de septiembre. Sin embargo, habría algunas limitaciones para la circulación de los taxis sin pasajeros, como no dejarlos ingresar en el horario pico de la tarde.

El esquema se completa con una novedad que Mauricio Macri anticipó al anunciar su plan de tránsito para la Capital: que, en los tramos de dichas arterias con carriles preferenciales, las paradas de los colectivos tendrán entre sí una distancia de 400 metros.

Así lo confirmaron ayer a LA NACION fuentes oficiales. Detallaron, además, que sobre Córdoba, donde hoy las vías preferenciales están demarcadas entre Reconquista y Pueyrredón, se alargarán hasta Medrano. En tanto, sobre Entre Ríos arrancarán en San Juan para conectarse con el trecho ya existente en esa avenida y su continuación, Callao, entre Belgrano y Santa Fe.

La instrumentación de la medida tendrá carácter experimental por 90 días y será establecida probablemente por un decreto del jefe de gobierno, aunque no se descartaba ayer que fuera aprobada por una resolución de la Subsecretaría de Tránsito o del Ministerio de Desarrollo Urbano.

Las fuentes señalaron la conveniencia de hacerlo mediante un decreto de Macri para darle más contundencia política a la decisión, ya que todavía algunos sectores del gremio de los taxistas rechazan el esquema de los carriles preferenciales porque obstaculiza subir pasajeros por la derecha. Por el contrario, los colectiveros siempre estuvieron de acuerdo con su aplicación porque les permite -aseguran- acortar los tiempos de viaje.

Por cierto, las intenciones de la administración porteña quedarían confirmadas o podrían ser canceladas el lunes próximo, cuando funcionarios del área de Tránsito mantendrán una reunión cumbre con representantes de los taxistas.

La medida puede, en efecto, ser arbitrada por el Poder Ejecutivo sin intervención de la Legislatura, por establecerse a prueba.

En principio, explicaron las fuentes a La Nación, el gobierno ofrecería permitir el ingreso en esas vías preferenciales -que ocuparán dos carriles- a los colectivos, los taxis ocupados y los taxis vacíos. Pero estos últimos estarían obligados a circular por el carril más cercano a la mano izquierda y sólo podrían acercarse al cordón para levantar pasajeros. Paralelamente, tendrían prohibido el acceso en el horario pico de la tarde, de 17 a 20. Como sucede hasta ahora, las vías preferenciales funcionarán de 8 a 20.

Ayer, cuadrillas municipales ya trabajaban sobre las avenidas Córdoba y Entre Ríos en la adecuación de las señales de tránsito que advertirán del comienzo y de la presencia de las vías preferenciales.

Uno de los inconvenientes técnicos que podría surgir y atrasar la instrumentación de la medida -dijeron las fuentes- es la demora en la colocación de estas señales (carteles y columnas) a raíz de la intervención y el cierre, anteayer, del Ente de Mantenimiento Urbano.

Otro inconveniente, pero de matiz político, podría aparecer al término de la reunión que, el lunes próximo, mantendrán funcionarios del Poder Ejecutivo con delegados de las agrupaciones que agrupan a taxistas.

Algunos de ellos ya adelantaron su malestar, pese a desconocer -sostuvieron- el contenido de la medida que prepara la gestión encabezada por Macri. "Informaciones extraoficiales indican eso. Pero no nos consta la posición oficial porque en la mesa de negociación establecida en junio no se explicitó. En ese momento, el gobierno se comprometió a buscar una solución consensuada y a no tomar ninguna decisión unilateral durante 120 días. Si lo hace ahora, violará el acuerdo", expresó a La Nación Luis Fernández, presidente de la Asociación de Taxistas de la Capital.

En una segunda etapa, según lo anticipado oportunamente, también habrá carriles preferenciales y contracarriles en la avenida Pueyrredón, y contracarriles en la avenida Santa Fe, entre Cerrito y plaza Italia

Fuente: Diario La Nación, edición on line del 29 de agosto de 2008. Nota firmada por Angeles Castro
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA