Lunes 24 de Junio de 2019
 
 
 
 
17 de Julio de 2008
     
 
   
 
Un extracto de belleza con sello argentino
 
Diseñado por un rosarino,el compacto Alfa Romeo Mito resume toda la historia estilística de Alfa
En el mundo del automóvil nadie cuestiona la excelencia mecánica de los modelos de origen alemán. Como tampoco se pone en duda la calidad y la confiabilidad de los vehículos de origen japonés. Como en los vinos, existe una especie de denominación de origen certificada innata que nos permite reconocer rápidamente a un auto. Y si hablamos de diseño, Italia aparece claramente en primer lugar, más allá de cuestiones de gusto. Si existe un fabricante que hace un culto del estilo, ese es Alfa Romeo. Su nuevo modelo, el MiTo, no hace más que enriquecer su tradición estilística. Clarín Autos participó en Italia de la presentación mundial de este modelo que, si bien no hay una confirmación oficial, podría llegar a la Argentina antes de fin de año.

Al primer vistazo el MiTo cautiva. A pesar de ser un auto compacto (mide sólo 4 metros de largo), su figura impone presencia. Es imposible no dejar de mirarlo. Y, sin dudas, es el primer gran atributo que se descubre en el MiTo. Atributo que le fue otorgado por el lápiz de Juan Manuel Diaz, un rosarino que desde 2002 trabaja en el centro de diseño de Alfa Romeo (ver recuadro). En la pequeña figura del MiTo se aprecian guiños estilísticos del 8C Competizione, el deportivo más encumbrado de la marca italiana en la actualidad. Los faros delanteros triangulares, la clásica parrilla con una presencia imponente, las tomas de aire, la marcada V dibujada en el capot, las ventanillas de las puertas sin marcos y los faros traseros redondos reproducen a escala la estirpe deportiva del 8C.

El nombre de este Alfa proviene de la unión de la sílaba de Milán y Turín (Torino, en italiano). La primera, porque está vinculada al origen de la marca y por ser la ciudad del diseño y la moda italianas. Y Torino porque es la ciudad en donde se fabrica y por ser la sede del grupo Fiat, al que Alfa pertenece. Es por eso que la T se escribe con mayúscula.

El MiTo está equipado con un motor de 1.4 litros, turboalimentado, que entrega 155 caballos de fuerza. Este propulsor es obra de FPT (Fiat Powertrain), división de Fiat encargada del desarrollo y la producción de motores y cajas de cambios para las marcas del grupo italiano. En este modelo se aplica una palabra que se está poniendo de moda en el mundo del automóvil, el downsizing, que básicamente consiste en buscar mayor eficiencia energética, reducir las emisiones y simplificar la conducción. Por eso se ha optado por esta nueva generación de motores turboalimentados de baja cilindrada, que reducen el consumo y el nivel de emisiones sin dejar de lado las prestaciones del vehículo. De hecho, la otra versión naftera que tendrá inicialmente el MiTo en Europa es básicamente el mismo propulsor, sin sobrealimentación, que entrega 78 CV. Más adelante habrá versiones más potentes, como la GTA de 230 CV.

Asociado con una caja de seis marchas, el 1.4 de 155 CV mueve con una soltura sorprendente al MiTo. En las primeras cuatro velocidades demuestra una gran elasticidad, con el sonido del motor filtrándose lo justo para estimular la conducción. La palanca de cambios tiene recorridos largos, pero su precisión compensa el tiempo de trayectoria.

Lo que es verdaderamente llamativo es su comportamiento dinámico. Si bien utiliza un esquema de suspensiones similar al del Fiat Grande Punto, incluye unos amortiguadores de doble espiral: uno tradicional que va por fuera y otro que va dentro del amortiguador, que trabaja en la fase de extensión. Con esto se reducen los balanceos de carrocería, sin dejar de ofrecer un gran confort de marcha, incluso en caminos desparejos. Al manejar en ruta, da la sensación de estar conduciendo un auto mucho más grande, por el aplomo con el que se mueve. Pero no pierde agilidad si el recorrido es trabado. También apreciamos muy pocos ruidos aerodinámicos.

Alfa Romeo aprovecha el lanzamiento del MiTo para presentar un sistema de asistencia llamado DNA, que permite modificar la respuesta del motor, del control de estabilidad, del ABS y la dureza dirección. Además incluye el Q2, un dispositivo electrónico que utiliza los frenos traseros para imitar el funcionamiento de un diferencial autoblocante.

Esta versión del MiTo ya está disponible en Europa a 18.550 euros. Como se dijo antes, es probable que antes de fin de año llegue a la Argentina, para regocijo de la gran comunidad "alfista" o simplemente para aquellos que gustan de los autos con estilo. Algo que a este Alfa le sobra

Fuente: Diario Clarín, Suplemento Al Volante, edición on line del 17 de julio de 2008. Nota firmada por Gabriel Silveira
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA