Domingo 25 de Agosto de 2019
 
 
 
 
9 de Junio de 2008
     
 
   
 
Automotrices prevén inversiones por u$s4.000 millones hasta 2013
 
Cristina Kirchner mantuvo una reunión con representantes de las asociaciones de fábricas de automotores, de autocomponentes y de industriales metalúrgicos, quienes destacaron el acuerdo de comercio automotriz cerrado con Brasil.
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner recibió a directivos de las asociaciones de fábricas de automotores (ADEFA), de autocomponentes (AFAC) y de industriales metalúrgicos (ADIMRA), que agradecieron el reciente envío al Congreso del proyecto de ley para el desarrollo del sector de autopartes y destacaron la extensión del acuerdo para el comercio automotor con Brasil.

Del encuentro, realizado en la Casa Rosada, participaron el ministro de Economía, Carlos Fernández, y el secretario de Industria y Comercio Interior, Fernando Fraguío.

Este último destacó, tras la reunión, "que una herramienta de promoción interna y un acuerdo bilateral confluyan en el objetivo que tenemos, que es que crezca el contenido argentino de los autos y camiones que se fabrican en el país ".

Fraguío señaló además "la recuperación de la fabricación de motores" y evaluó que hacia 2013 "la Argentina habrá duplicado la fabricación de autos", hasta un nivel de 1,1 millón de vehículos por año, con una ocupación directa de 200 mil personas.

"Vamos a seguir conquistando mercados y, sobre todo, algo que será esencial en el futuro con la dinámica de la producción y de la competitividad: que el autopartista nacional rodee a las fábricas", agregó el secretario.

Pautas de largo plazo
Por su parte, el presidente de Ford Argentina S.A., Enrique Alemañy, coincidió en que "el sector pasa por un buen momento, con más de 620 mil unidades de producción esperadas para este año".

El empresario señaló luego la necesidad de "tener pautas de largo plazo", en particular "con los mercados con los que más nos complementamos, como es el caso de Brasil", lo cual "es esencial para poder aprobar los proyectos de inversión".

Alemañy dijo que el acuerdo quinquenal con el socio del Mercosur "nos brinda las pautas adecuadas para poder llevar adelante estas ambiciosas inversiones que tenemos planificadas".

El titular de Ford agregó que "una industria automotriz no puede ser fuerte sin un sector autopartista que tenga el nivel de productividad, calidad y volumen que nosotros queremos".

En ese sentido interpretó que el proyecto elevado al Congreso "es clave" para alentar inversiones y para que el sector autopartista "crezca junto con las terminales".

Dominique Maciet, de Renault, dijo a su vez que "cuando nosotros hacemos inversiones buscamos hacer integración nacional de piezas, porque el objetivo fundamental es poder tener un auto lo más argentino posible".

El acuerdo con Brasil y el proyecto de ley, añadió, "nos dan efectivamente la posibilidad de afianzar las inversiones que hemos previsto para el quinquenio, que son entre 3.500 y 4.000 millones de dólares, entre todas las terminales".

Sergio Vaca, vicepresidente de ADIMRA, destacó por su parte que en el acuerdo firmado con Brasil "no se tuvo en cuenta sólo a las terminales y autopartistas, sino que también se consultó y se invitó a participar a todos quienes formamos parte de la cadena autopartista".

Inversiones
Para acompañar la demanda de autos, pick up y pesados las principales empresas del sector anunciarían un centenar de lanzamientos, recurriendo a estrategias de modernización de los vehículos en plazos mucho más cortos que los que tradicionalmente tuvo la industria por la competencia que se genera entre las marcas.

Al mismo tiempo, hasta 2012 hay más de diez proyectos de instalación de nuevas plantas para fabricar modelos exclusivos y exportarlos a la región, con la idea de posicionar a la Argentina como un referente cada vez más fuerte en Latinoamérica.

El 70% de la fabricación nacional se destina a Brasil y se llega con las exportaciones a otros 80 países.

Con una demanda interna que en los próximos años llegará a 730.000 vehículos, más la demanda externa que llevará a la industria a una producción de un millón de vehículos por año, durante el período 2007-2012 se instalarán en el país nuevos proyectos de fabricación.

Entre ellos se encuentran:

Fiat: la italiana vuelve a fabricar en el país. Lo hizo este año con el
Siena y está pensando en un nuevo modelo.

Volkswagen: instalará una planta para la fabricación de una pick up que actualmente no tiene la marca. Es un proyecto global que competiría con productos como la Ranger de Ford, la S10 de Chevrolet y la Hilux de Toyota. La alemana ya se lanzó a la producción en la Argentina con la fabricación de la Surán, en 2006.

Ford: fabricará en el país el nuevo Focus y un restyling de la Ranger.

Toyota: continúa con la fabricación de la Hilux y la SW4.

Peugeot: el citroën C4 bicuerpo se fabricará en la Argentina.

Honda: construye una planta en Campana para lanzar un modelo mediano desde el país.

General Motors: planifica la fabricación de un vehículo mediano en 2008.

Renault: planifica la producción de un nuevo modelo de tipo mediano.

Daimler: lanzó la nueva Sprinter que es destinada al mercado externo pero en un tiempo podría ser para el país.

Una de las claves que permite concretar estos proyectos es que se dio una variable en la mayoría de las terminales que es que consiguen grandes inversiones para nuevos modelos, convirtiendo a la Argentina en un polo de producción importante dentro de América latina.

De esta manera se llegó a niveles record en 2007 y la perspectiva es que para el próximo quinquenio se mantenga la misma tendencia.

Fuente: Diario Infobae Profesional, edición on line del 9 de junio de 2008
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA