Domingo 25 de Agosto de 2019
 
 
 
 
9 de Junio de 2008
     
 
   
 
Cada vez es más difícil cargar nafta
 
A los habituales problemas de abastecimiento se sumaron los inconvenientes de los cortes de rutas y nuevas subas de precios
La escasez de combustibles siguió provocando quejas entre los usuarios durante el último fin de semana. El crecimiento de la demanda, la falta de suministro, el reciente paro petrolero y el conflicto agropecuario volvieron a conjugarse en un escenario que, en algunas provincias, incluyó nuevos incrementos de precios.

Los problemas continuaron en la Capital Federal y el conurbano bonaerense, y así estuvo la situación en diferentes puntos del país:

Provincia de Buenos Aires. Los automovilistas tuvieron ayer un doble motivo de preocupación: a los periódicos e irregulares aumentos de precios se siguió sumando el desabastecimiento en las estaciones, en algunos casos, por semanas enteras. "Los precios están regionalizados y son todos diferentes", explicó Luis Malchiodi, presidente de la Federación de Entidades de Combustibles de la Provincia de Buenos Aires. "Sabemos que en estos días hubo aumentos, pero con esto de que los camiones no pasan, nos preocupamos más por el desabastecimiento que por los precios."

Malchiodi dijo a La Nación que el aumento promedio de los precios de los combustibles en la provincia había sido, en mayo, de un 13% para la nafta premium y de un 11% para el gasoil y la nafta súper.

"Estamos enfrascados en combatir el desabastecimiento, pero es remar contra la corriente", dijo el empresario. "Tenemos que lidiar con todos los problemas de una política energética que hay que corregir decididamente y también con el desinterés total y absoluto por parte de las petroleras."

Mendoza. Los dueños de las estaciones de servicio tenían anoche la esperanza de que el debilitamiento de los cortes de ruta por el paro agropecuario atenuara la escasez de combustibles en la provincia. Mientras tanto, los precios aumentaron el fin de semana en prácticamente todos los establecimientos.

En una estación de servicio de Copec, en la calle Suipacha, se informó que habían llegado ayer dos camiones con nafta y que la provisión de combustible estaba regularizada. En cambio, en otras estaciones de esa capital, como la de Paso de los Andes y Jorge A. Calle, había sólo nafta súper y a 3,35 pesos por litro. "Gasoil no hay nada", señaló un vendedor, mirando a dos grandes camiones tanque que esperaban que su propietario recibiera la orden de cargar el producto. "Ha dejado los vehículos acá hasta que vuelva a cargar, que espera que sea mañana", explicó el empleado.

La falta de combustible se repetía en varios lugares del Gran Mendoza, como ya es casi una constante desde hace meses. En cuanto a los precios, aumentaron en la madrugada del sábado. Mientras las petroleras Repsol YPF y Esso incrementaron como mínimo 10 centavos el litro en general, también lo hicieron Shell, que es más cara, y las de bandera blanca. En las de YPF, los precios ayer eran de $ 3,35 para la Fangio; $ 2,70, para la súper, y $ 2,11, para la común. El precio del ultradiésel, donde había, rondaba los $ 2,12.

El dirigente de la Asociación Mendocina de Expendedores de Nafta y Afines, Luis Palomares, dijo a La Nación que los aumentos en las naftas iban "de 10 a 16 centavos", mientras que el incremento en el precio del gasoil había sido de 7 centavos. Sobre la escasez, Palomares indicó que "las menos perjudicadas son las de YPF" porque cargan combustible en la destilería de Mendoza. "No ocurre así con las otras marcas y las de bandera blanca", señaló. "De cualquier forma -añadió- es un problema que se repite, pero esperamos que no tienda a agravarse."

Córdoba. El abastecimiento a las estaciones de servicio está muy complicado. A los problemas que derivan de una merma de distribución de parte de las petroleras se sumaban el último fin de semana los piquetes de camioneros en distintos puntos de la provincia.

Por consiguiente, muchas estaciones de servicio ya no tienen combustible; otras están con stocks muy reducidos y también se verificaron casos en que han dispuesto cupos por comprador (en pesos o en litros). Hubo algunas que quedaron inactivas, parcial o totalmente, cuando se les agotaron los depósitos.

Las que han recibido abastecimientos han tenido que atender una demanda adicional a la corriente, como consecuencia de los peregrinajes de los automovilistas de estación en estación, en procura de cargar el tanque.

Respecto de los precios, las petroleras aplicaron ajustes -aunque en algunas estaciones se negó que hubiera habido movimientos- durante toda la última semana, al compás del precio del barril de petróleo.

Salta. Se registraron aumentos de entre 5 y 15 centavos en los combustibles de YPF desde el viernes pasado, alza que se acumula a dos subas registradas en mayo, que totalizan un 15% de incremento en estos meses. Se espera que las otras petroleras, que también tuvieron dos incrementos el mes anterior, adopten la misma conducta. Las estaciones de Refinor aumentaron la premium de, $ 3,17 a $ 3,32 el litro; la súper, de $ 2,60 a $ 2,66; la común de $ 2,17 a $ 2,23, y el diésel de 2,06 a 2,11.

San Carlos de Bariloche. El combustible volvió a registrar un aumento en las estaciones de servicio YPF, en las que la nafta premium alcanzó a los 3,22 pesos por litro, un aumento del 23,84% en lo que va del año. El valor al que trepó el viernes la nafta Fangio XXI superó los precios de la escalada registrada entre diciembre y enero de este año, previo al acuerdo de las petroleras y el Gobierno para volver a los valores de 2007.

Los surtidores de YPF en la ciudad turística tuvieron un aumento en todas sus variedades. La nafta de mayor octanaje pasó de 3,09 a 3,22 pesos el litro en los últimos días, mientras que la súper se incrementó de 2,51 a 2,58, y el gasoil, de 1,89 a 2,03 pesos.

En poco más de cinco meses, las naftas fueron las que registraron mayores variaciones, con un aumento del 23,84% en la premium y del 20% en la súper, mientras que el gasoil apenas superó el 10,3 por ciento.

El aumento se registró antes del fin de semana y sólo hubo falta de gasoil en algunas estaciones.

En tanto, las estaciones de Petrobras no registraron faltantes y tampoco aumentos, por el momento. El combustible tiene en esas estaciones valores apenas inferiores a los de YPF: 3,20 pesos el litro de nafta de 100 octanos (Podium) y 2,56 pesos la súper.

Los estacioneros continúan con la política adoptada en enero pasado, cuando se produjo un importante desabastecimiento en los surtidores de la región y se mantiene la venta en cupos de $ 50 por carga.

El último aumento en escalas importantes se había registrado el 10 de diciembre pasado y, tras la baja de los precios a principios de año, los incrementos volvieron a aparecer a partir de abril, con variaciones cada mes.

Fuente: Diario La Nación. Edición on line del 9 de junio de 2008. Informes de los corresponsales de La Plata, Santa Fe, Córdoba, Mendoza, Salta y San Carlos de Bariloche.

 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA