Jueves 22 de Agosto de 2019
 
 
 
 
18 de Junio de 2008
     
 
   
 
Está prohibido, pero muchos taxis vacíos usan los carriles exclusivos
 
Uno de cada cuatro no cumple con la norma que les prohíbe usarlos cuando no llevan pasajeros. Dicen que es para levantar pasajeros, pero los colectiveros se quejan de que obstruyen el tránsito. Es una infracción que se sanciona poco
Nosotros somos de la derecha", señaló un taxista, y no se refería a política, sino a la puja desatada entre choferes de taxis y colectivos por la iniciativa del Gobierno porteño de extender los carriles exclusivos en seis avenidas de la Ciudad. Una recorrida por las principales avenidas con carriles de la Ciudad, donde rige la prohibición, demostró que uno de cada cuatro taxis que circula por la derecha, lo hace sin pasajeros.

Como ejemplo, basta detenerse unos minutos en la esquina de Córdoba y Callao, para comprobar que 8 de 31 taxis circulan sobre los carriles preferenciales para colectivos. Estos datos relevados por Clarín, y chequeados en otras esquinas, demuestran que la normativa vigente no es acatada en todos los casos, a pesar de que hay inspectores de tránsito. "Es imposible de cumplir porque nosotros levantamos pasajeros en la calle y siempre la gente se ubica en la vereda derecha", señaló un taxista. Otros, directamente decidieron no transitar por las avenidas de la Ciudad para no tener problemas con los colectiveros e inspectores.

En abril de este año, el Gobierno porteño impulsó un operativo para multar esta falta. Sin embargo, ayer, en el transcurso de una hora en la esquina de las avenidas Callao y Córdoba, los cinco inspectores que estaban allí no efectuaron ninguna boleta. "Es imposible porque todos los tacheros andan por la derecha, aunque estén desocupados", explicó un inspector.

"Sí a los carriles exclusivos. No a la exclusión", es la leyenda que llevan muchos taxímetros. Lo cierto es que los taxistas no se oponen a los carriles exclusivos, sino, a la prohibición de circular por la derecha (incluso cuando van sin pasajeros), como lo hacen sin restricciones los colectivos.

Por su parte, los colectiveros avalan el proyecto de ley, y acusan a los taxis de estorbar la circulación cuando andan despacio, o cuando paran a subir y bajar pasajeros. Enrique Suárez, chofer de la línea 31, dijo que "tal vez la ley ayude a solucionar las peleas" que tienen los trabajadores de ambos sectores.

Pero también hay que tener en cuenta un dato: según la Ley de Tránsito, en las avenidas donde no hay carriles exclusivos, los colectivos sólo pueden circular por los dos de la derecha, cosa que tampoco cumplen pese a sus reclamos hacia los taxistas. Y no es inusual verlos fuera de los carriles de la derecha incluso en avenidas donde existen los carriles exclusivos. Allí a veces invaden el sector por donde debe ir el resto del tránsito.

Esta disputa entre colectiveros y taxistas también se trasladó a los vecinos porteños, que opinaron a favor y en contra del proyecto oficial. Eduardo Cerri, un diariero de la zona céntrica, señaló que está de acuerdo con la propuesta porque cree que "ayudaría a ordenar el tránsito vehicular". Sin embargo, muchos otros encuestados manifestaron que rechazan la exclusividad de carriles porque es imposible tomar un taxi en la vereda izquierda. Las razones son varias: por ese carril los taxistas no paran; y además, es la vía por la cual los autos particulares andan a gran velocidad, sobre todo en las principales avenidas de Capital.

Los carriles exclusivos funcionan en la Ciudad desde 1993, pero sólo en cuatro avenidas. Hace diez días, el Gobierno de Mauricio Macri anunció la extensión de algunos y la creación de carriles nuevos en otras. Prolongarán los de Pueyrredón (entre Belgrano y Santa Fe), el de Entre Ríos (entre Belgrano y San Juan) y el de Córdoba (entre Pueyrredón y Medrano). Además, uno de los carriles de Pueyrredón será mano hacia el norte, al revés que ahora. Y crearán también dos contracarriles en Santa Fe.

La medida provocó una pulseada entre los gremios de taxistas y colectiveros, que presionan a la Comuna por el uso de los carriles. Los taxistas ya se enfrentaron con el Gobierno porteño en 2007, cuando protagonizaron una batalla campal frente a la Legislatura para oponerse a la sanción de la ley del registro por puntos, que según ellos atentaba contra sus posibilidades de trabajar, ya que con muchas horas al volante, recibirían gran cantidad de sanciones.

Para manifestar su rechazo a los carriles exclusivos, los taxistas anunciaron para mañana una concentración en la 9 de Julio y luego una marcha hacia la Comuna. Además si no se inicia el diálogo con el Gobierno, convocaron para el 25 a un paro por 24 horas. Para evitar que prospere la posición de los taxistas, los colectiveros evalúan respaldar las medidas macristas y pedir que los taxis no puedan usar los carriles exclusivos ni siquiera cuando van ocupados.

Fuente: Diario Clarín, edición on line del 18 de junio de 2008

 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA