Viernes 23 de Agosto de 2019
 
 
 
 
28 de Junio de 2008
     
 
   
 
Sin bebedores al volante
 
Como parte directamente relacionada, desde algunas empresas dedicadas al negocio de las bebidas alcohólicas también suman iniciativas orientadas a la seguridad vial
Quilmes, Pernod Ricard y Bacardi Limited son algunas compañías vinculadas que están llevando adelante diversas actividades para prevenir sobre la incompatibilidad de beber y conducir un vehículo.

Con el slogan “si tomaste no manejes”, que fue lanzado en 2004 y forma parte de la campaña integral “vivamos responsablemente”, la firma cervecera se propone concientizar a los consumidores acerca de la ingesta responsable de bebidas alcohólicas en general. Para ello, incluye desde avisos comerciales en distintos medios, hasta actividades de patrocinio siguiente dicho tema. También recurren a la donación de alcoholímetros y desarrollan acciones puntuales en fechas clave. “Apuntamos a tener un negocio saludable, que crezca en función de un mercado responsable. No necesitamos crece en base a la venta de la persona que toma y maneja, sino que tranquilamente podemos hacerlo en función de la gente educada y que tiene conciencia. Lo hacemos alineados al negocio, porque es un compromiso corporativo” dice Mariano Botas, gerente de Comunicación y Relaciones institucionales de Quilmes. Según el directivo, la firma donó más de 150 alcoholímetros a diversos organismos municipales y probados de una decena de jurisdicciones del país, en los últimos dos años y medio.

En cuanto a los más pequeños, en las charlas debate que se realizan en diversos colegios del país se incluye un apartado en el que se brindan nociones relacionadas con los peligros de conducir y beber alcohol, además de profundizar en los efectos del consumo excesivo de alcohol en el cuerpo a la hora de manejar, conceptos que se complementan con la entrega de folletos explicativos. El último años se hicieron 1074 charlas en más de 266 escuelas públicas y privadas de Capital federal, Gran Buenos Aires, Corrientes, Resistencia, Tucumán, Mendoza y Rosario, llegando cerca de 25.000 alumnos.

Quilmes está destinando $ 2,5 millones de pesos anuales a su presupuesto de consumo responsable. Consultado acerca de si percibe una conciencia generalizada en las empresas del sector, Botas apunta que una gran mayoría de las formas que basan su negocio en las bebidas alcohólicas están implementando acciones de algún tipo.

El grupo Pernod Ricard, por su parte, está implementando su programa “BCM” (Beber con Moderación), que se propone liderar la promoción de un consumo responsable poniendo el foco en tres variantes de la temática: los riesgos del consumo en menores, los peligros de beber y conducir, y las consecuencias de un abuso en el consumo. La empresas, que tiene ventas por $ 250 millones en el país, viene desarrollando diversas acciones, entre las que se cuentan charlas para padres y docentes informando los riesgos del consumo en exceso, la publicación de un suplemento para alumnos en el Diario Buenos Aires Herald, el desarrollo de un sitio web con información sobre la problemática, la decisión de no invertir en publicidad de eventos deportivos de motor , y la asociación con escuelas de bar tenders para capacitar en lo que es consumo responsable. “Nos fuimos dando cuenta de que hay mucha ignorancia y desinformación, por lo que estamos tratando de instaurar una serie de actividades que buscan generar una toma de conciencia, para prevenir que también en la sensación de que la gente esté informada y pueda disfrutar una bebida alcohólica. Todo ello, basado en el respeto a los consumidores, en un marketing ético y sin recurrir a la publicidad engañosa”, cuenta Tomás Hartman, director de recursos humanos de Pernod Ricard Argentina.

Aunque, lo más novedoso tiene que ver con la decisión de la empresa de empezar por casa: antes de lanzar masivamente alguna acción relacionada con seguridad vial, la compañía se propuso implementar la política de forma interna, instando a sus más de 400 empleados a que desistan de beber alcohol si es que tienen a cargo un vehículo. EL kit preventivo estuvo conformado por un book orientativo, una tarjeta plástica con consejos en pos de un consumo responsable, y un calco para pegar en los automóviles. “tenemos acordado que si están con auto y por alguna razón beben una copa de alcohol, les pagamos un taxi para que sigan viaje o regresen a sus hogares”, apunta Hartman. Asimismo, la campaña incluye mensajes en taxis de la ciudad de Buenos Aires, con conceptos tales como “manejá lo que tomes. Si tomás, mejor no manejes” o “Si tomaste, te llevo”.

En tanto, la apuesta de Baccardi Limited está centrada en el impacto mediático que puede provocar una estrella del automovilismo. La firma lanzó un programa a escala internacional para el que eligió como emblema al alemán Michael Schumacher, siete veces campeón de Fórmula 1, que es la cara visible de “Los campeones beben con responsabilidad”. La campaña que puede verse en la Argentina desde hace algunos meses utiliza herramientas publicitarias y también contempla acciones de interacción con el consumidor, actividades de relaciones públicas y el aprovechamiento de los medios digitales. Lanzada simultáneamente en 40 países, con el correr del tiempo se le irán agregando otras variantes y componentes. “Cuando yo salgo a tomar, mi auto se queda en casa”, dice el ex piloto germano en uno de los anuncios, que por el momento fueron difundidos en televisión, cine y algunos medios on line.

Fuente: Diario El Cronista Comercial, edición impresa del 23 de junio de 2008


 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA