Jueves 22 de Agosto de 2019
 
 
 
 
23 de Junio de 2008
     
 
   
 
Accidentes viales: las empresas pisan el freno
 
Una nota publicada en el suplemento Socialmente Responsables de El Cronista Comercial
La agonizante realidad de la seguridad vial en la Argentina pide a gritos acción. El promedio en lo que va de 2008 habla de la muerte de 22 personas por día en accidentes de tránsito, una cifra monstruosa que es casi diez veces superior al índice que ostentan los países desarrollados, siempre en relación al parque automotor de cada quien. El problema no es nuevo y desde hace una década el país luce sin orgullo una posición de privilegio en cuanto ranking ande ando vuelta, con el agravante de que se pierden más de 10.000 millones de dólares anuales como consecuencia de los inconvenientes mencionados y del caos que predomina en cualquier cuestión vinculada a la circulación imprudente de vehículos. ¿Callejón sin salida? Los más optimistas prefiero en hablar de camino sinuoso, siempre y cuando . valga el juego de palabras – las partes involucradas pisen a fondo el acelerador y se muestren rápidos de reflejos. Rutas (y calles) argentinas, hasta el fin.

Claro está que las responsabilidades son compartidas y los actores, variados: Estado, particulares, empresas, organizaciones civiles. La sociedad toda, en resumen. Y la luz al final del túnel parece ser la educación, definitivamente la única vía de escape. La lógica marca que sean los gobernantes – sobre todo – y los partícipes directamente involucrados en el negocio quienes apuntalen la transformación, algo que parece que efectivamente está sucediendo. “Los fabricantes de autos debemos asumir la responsabilidad de educar a los conductores, porque está demostrado que el 80% de los accidentes pudieron haberse evitado. Y el momento es hoy, porque cada vez hay más accidentes y muertes”, se sincera Stephane Levi, director de Marketing de Peugeot. Algunas junto a ONG s, otras a través de sus fundaciones, y ya sea mediante acciones puntuales o a través de iniciativas más complejas, lo cierto es que la mayoría de las empresas de autos está intensificando su involucramiento en la problemática, que deja 8.000 muertes cada temporada, más de 120.000 heridos y representa la primera causa de muerte en la población de 18 a 35 años (y la tercera en el total general).

“Es fundamental que todo el rubro automotriz se encolumne detrás de educar sobre el tema vial, porque como actores principales podemos aportar la mayor influencia y efectividad. La seguridad vial no es únicamente responsabilidad de los gobiernos y administraciones, sino de toda la sociedad, en la que estamos incluidos los fabricantes”, dice Andrea Bermúdez Rodríguez, Corporate Comunication Manager de BMW Groups. Su razonamiento es lógico, y también puede ser leído más allá de los fabricantes de autos, comprendiendo a aseguradoras, petroleras y concesionarios de rutas, entre otros protagonistas.

“Es natural que una empresa se vincule con programas ligados a su propia esencia o core business, por la relación directa que hay en la percepción de tales programas. Debería ser normal, de hecho, porque además es lógico que uno haga lo que está relacionado con lo que mejor sabe hacer”, dice Pablo Puiggari, gerente ejecutivo de comunicaciones de Petrobras. Otro tanto les corresponde a los productores de bebidas alcohólicas. Está comprobado que por lo menos en uno de cada dos muertos en accidentes de tránsito alrededor del mundo, está presente el alcohol. Aunque, a la hora de aunar criterios, asoman algunas diferencias entre las partes.

“Creo que por nuestra experiencia enfocamos el tema con más atención que los mismos funcionarios, si bien industria y Gobierno estamos trabajando muy bien conjuntamente en esto. Cada uno tiene su rol, que no es reemplazable. Hoy en día desde el Estado están más involucrados, aunque es camino no pasa por regular. Estamos convencidos de que cualquier cualquier cambio de conducta surgirá de la educación y el fomento de ciertos valores y patrones culturales, y no por el lado de una ley o restricción”, sostiene Mariano Botas, gerente de Comunicación y Relaciones Institucionales de Quilmes.

Asimismo, no faltan quienes reclaman mayor participación del Estado. “La primera tarea de la industria automotriz es producir vehículos seguros, peor sabemos que con esto no es suficiente. El tema de la seguridad vial debe estar en la agenda pública, a fin de armar un paquete de medidas que incluya desde medidas sobre infraestructura y un control más riguroso, haxta iniciativas para mejorar la educación vial y la concientización sobre este problema”, propone Herbert Prock, gerente de Asuntos Sociales de VW.

Fuente: Diario El Cronista Comercial, edición impresa del 23 de junio de 2008
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA