Viernes 23 de Agosto de 2019
 
 
 
 
26 de Junio de 2008
     
 
   
 
Autopistas porteñas: hay más tránsito y colapsan en horas pico
 
Desde 2002 creció un 83% la cantidad de vehículos que las usan. A la mañana y tarde no se circula a más de 50 o 60 km/h, son frecuentes los embotellamientos e incluso se aplican cierres parciales para poder descomprimir el tránsito
Así como en las calles el tránsito está cada vez más complicado, en el techo de la Ciudad los problemas también crecen. En el primer cuatrimestre del año, comparado con el de 2007, la cantidad de vehículos aumentó un 7%.

Pero la cifra es mucho más pesada si se observa lo que pasaba entre enero y abril de 2002, en plena crisis: hoy, circula un 83% más de vehículos que entonces. A este ritmo, dan las autopistas cada vez más señales de colapso. Los datos surgen de estadísticas oficiales del Gobierno porteño.

Entre enero y abril de este año circularon por las tres autopistas con peajes (Illia, 25 de Mayo y Perito Moreno) 36.704.242 vehículos. Fueron 2,4 millones más que el año pasado. En igual plazo de 2002, habían sido 20 millones. Siempre sobre la misma cantidad de autopistas, porque no se construyeron nuevas.

Las consecuencias de semejante aluvión de autos se ven todos los días. En las horas pico de la mañana y la tarde se forman larguísimas colas, y ni hablar cuando se produce un accidente que bloquea algunos carriles. La congestión es tal que, en las últimas semanas, en varias oportunidades hubo que cerrar el acceso a la Illia, porque no terminaban de salir los autos que ya estaban arriba. En los horarios de más tráfico, decir que las autopistas son vías rápidas parece un chiste, porque es muy difícil circular a más de 50 km/h ó 60 km/h. Este fenómeno tiene un impacto directo en la vida cotidiana: la pérdida de tiempo. Tal como contó Clarín en marzo, un estudio de Vialidad Nacional reveló que las horas pico se están estirando: los problemas a la mañana se dan de 7 a 9.30, y a la tarde de 17.30 a 19.30, cuando antes duraban, promedio, media hora menos. Las congestiones también afectan al medio ambiente, por la contaminación que produce la mayor quema de combustible. Las causas del fenómeno son varias.

Pero, ¿cómo se lo soluciona? "La única manera es mejorar el transporte público. Aunque siempre habrá gente que elegirá el auto, muchos otros viajarían en tren o colectivo si se les ofreciera un servicio de calidad. Cualquier otra medida es un paliativo", afirmó el ingeniero Roberto Agosta, del Centro de Estudios del Transporte de la UBA. Es necesario que las autopistas sean una alternativa más y no la única. Para ello hay que mejorar el transporte y darle prioridad, por ejemplo con los carriles exclusivos , agregó Andrés Borthagaray, ex subsecretario porteño de Tránsito y director ejecutivo del Consejo de Planeamiento Estratégico de la Ciudad.

En AUSA, la empresa que administra las autopistas, no adelantaron ninguna fecha, aunque el legislador macrista Daniel Amoroso, presidente de la Comisión de Tránsito, le confirmó a Clarín que la idea es hacerlo este año, una vez que el proyecto pase por una Audiencia Pública . No es la primera vez que se habla del tema. La gestión Telerman impulsó los peajes diferenciados, aunque por resistencias políticas sólo aplicó el gratuito para la gente que compartiera el auto y viajara de a cuatro. La medida fracasó y fue eliminada por el actual Gobierno.

Fuente: Diario Clarín, edición on line del 26 de junio de 2008. Nota firmada por Pablo Novillo. La nota no está transcripta textualmente

 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA