Miércoles 19 de Junio de 2019
 
 
 
 
8 de Julio de 2008
     
 
   
 
Habría desabastecimiento en fichas de parquímetros
 
Si bien Sistema de Tránsito Ordenado dio a conocer que el suministro que realiza es normal, hay versiones que indican que es cada vez más difícil conseguir cospeles para poder dejar el vehículo en los estacionamientos callejero
Estacionar en la calle se convierte en una misión cada vez más complicada. En buena parte, debido a la cantidad creciente de autos que circulan por las calles porteñas, mientras los espacios libres se reducen día a día.

Pero durante las últimas semanas se sumó un nuevo factor que hace todavía más complejo el panorama. Conseguir fichas para los parquímetros o ticketeras en cantidad es prácticamente imposible. Como máximo, los kioscos venden sólo $ 10 por persona, lo necesario para dejar el auto en la calle tan sólo por cinco horas. Esta situación se da con mayor fuerza en aquellas ubicaciones con mayor demanda, como el micro y macro centro.

Hasta ahora, el parquímetro es la opción más barata para estacionar: cuesta $ 1 la hora contra los casi $ 9 que cobran las playas céntricas.

El Cronista intentó contactar a las partes involucradas en el tema –el gobierno porteño y BRD y Dakota (las empresas que operan bajo los nombres de STO y SEC, y que tienen a su cargo la concesión y el acarreo de los autos infractores)– para obtener una respuesta sobre este faltante, aunque en ninguno de los tres casos fue posible.

Ni fichas ni monedas

“Hace tiempo que el envío de fichas por parte de las empresas es un problema. El ritmo de reposición no es el mismo de antes. No sabemos la razón de ésto, pero sí que ante la situación no nos queda otra opción más que limitar la venta. Si le vendemos más de $5 a una persona, nos quedamos sin fichas para otras”, explicaron en un kiosco ubicado en el barrio de San Telmo.

Una solución a esta cuestión sería la utilización de monedas de uso corriente en lugar de las fichas especiales –opción válida sólo para las ticketeras– aunque no es novedad que en el mercado tampoco abundan.

Esta situación se da en un momento en el que se producen una serie de cambios en el esquema del estacionamiento callejero.

Por un lado, se dispuso la eliminación de 1500 parquímetros, distribuidos en 20 calles, donde ya no se podrá estacionar, de modo de alivianar el tránsito, ya que según el Gobierno porteño por allí circulan un 50% más de autos que hace cinco años.

Además, está en marcha el nuevo proceso de licitación del futuro mapa del estacionamiento medido, que pondría un pie en barrios como Caballito, Belgrano, Palermo y Puerto Madero. Además, está previsto que el costo de la hora cotice cerca de los $ 2. Estaba previsto que el llamado se concretara en junio, aunque todavía no hubo mayores avances.

Otra de las modificaciones que podría entrar en vigencia, aunque en 2009, es la incursión de los teléfonos celulares como mecanismo de pago del estacionamiento callejero.

Así, los automovilistas que dejen sus vehículos fuera de las cocheras ya no deberán estar pendientes de las monedas o fichas para los parquímetros o tickeadoras, sino que enviarán un código a través de un mensaje de texto, luego procesado por una central.

Es necesario aclarar que la edición de El Cronista Comercial dio a conocer que STO afirma que el suministro de fichas es normal y que se ajusta a las pautas que se acordaron oportunamente.

Fuente: Diario El Cronista Comercial, edición on line del 7 y 8 de julio de 2008. La presente no es una transcripción textual de las mismas
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA