Jueves 22 de Agosto de 2019
 
 
 
 
9 de Septiembre de 2008
     
 
   
 
La negociación entre ACARA y SMATA, en todos los medios
 
Diversos medios del interior y la mayoría de los diarios capitalinos han recogido las alternativas de las negociaciones salariales entre el sindicato de mecánicos y la Asociación de Concesionarios.
El cierre de la paritaria anual entre la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara) y el gremio de mecánicos de Smata quedó en stand by hasta tanto se resuelva la tensión que se produjo por el "sorpresivo" pedido de incremento de un 50% sobre los básicos del convenio, según precisaron desde la cámara empresaria.

Acara consideró que venía desarrollándose "un diálogo de manera muy razonable entre las partes con reuniones acordadas sin ninguna necesidad de intervención del Ministerio de Trabajo de la Nación ni de ningún otro organismo", pero "intempestivamente en los últimos días el diálogo sufrió un traspié tras el reclamo desmedido de parte de los representantes de Smata".

Durante el mes de agosto se iniciaron las negociaciones, aunque previo a ello Acara y Smata (que lidera José Rodríguez), acordaron otorgar un 10% a cuenta de futuros aumentos. Ya dentro de la negociación colectiva, durante la primera reunión el Smata solicitó un 50% de incremento sobre los básicos de convenio.

Frente a esto, Acara señaló que "es imposible otorgar" ese porcentaje y argumentó su postura en que debe acordar un salario a nivel nacional, con las delegaciones de las 24 provincias que tienen "con mercados muy desiguales".

Desde Acara aclaran que si bien la comercialización automotriz alcanzó los niveles más altos de la historia, los mismos no reflejan una rentabilidad similar. "La industria automotriz es la que más aporta en el crecimiento del PBI y esto siempre se consigue con grandes inversiones y bajas rentabilidades", dicen. Al mismo tiempo "la Nación y las provincias tuvieron necesidades financieras que generaron aumentos en los gravámenes del sector que retrajo significativamente la rentabilidad", dijeron desde Acara.

Entre otros, el diario Clarín se hizo eco también de los pormenores de estas negociaciones.

Al respecto, consignó que según las cuentas de los empresarios, el incremento real que reclama SMATA sería en realidad un poco más todavía: "Nosotros acordamos hace tres meses otorgar una suma no remunerativa del 10%, a cuenta de futuros aumentos, y el reclamo que ahora nos hacen es montado sobre aquel incremento. De modo que el reclamo total de SMATA es del 54", detalló Dante Alvarez, titular de ACARA. "Ellos no les pidieron tanto a las fábricas, que les terminaron otorgando un incremento de entre 35% y 38%. Nadie puede pretender un 54%", dijo.

Dos años atrás, en 2006, frente a una negociación salarial con las concesionarias que se había trabajo, SMATA decidió llevar el conflicto aguas arriba de la cadena productiva y paralizó todas las autopartistas y las terminales. Aquel clima de conflicto ya comienza a insinuarse en algunas regiones del país, dijo Alvarez. "En las concesionarias de Córdoba ya hay paros de 3 horas por día", agregó, cuyas concesionarias habían sido objeto de un duro escrache, durante la negociación de dos años atrás.

"Desde las terminales nos reprocharon que nuestra negociación les terminó complicando sus planes de exportación", recordó.Fuentes del gremio señalaron que el reclamo "es del 50%" y aseguraron que la diferencia entre lo que se les reclama a las concesionarias es mayor a lo que se terminó pactando con las terminales "porque el retraso salarial ya era muy superior". De todos modos, desde fines de 2006 SMATA había negociado con la terminales automotrices el pago de un bono extra, equivalente a unos $ 3.000 por operario. A sabiendas de que era mejor no sacar los pies del plato, Rodríguez acordó que aquel pago figurara como un premio por productividad, si bien en voz baja todos los referentes del gremio aceptaban que se trataba de un ajuste por inflación.

Fuente: Télam. Diario Clarín, edición on line del 9 de septiembre de 2008
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA