Martes 20 de Agosto de 2019
 
 
 
 
3 de Octubre de 2008
     
 
   
 
Autopartistas dicen que por la crisis habría suspensiones
 
Otro coletazo de una seguidilla de eventos que no favorecieron a la industria automotriz
Las fábricas de autopartes alertaron ayer que hay 1.100 trabajadores dentro de su sector que podrían verse afectados por suspensiones y despidos, encadenados al freno que están aplicando algunas terminales automotrices. "Hay significativas reducciones que las terminales han comenzado a aplicar sobre sus planes de producción", señaló la Asociación de Fábricas de Autocomponentes (AFAC), a través de un comunicado que exhibió oficialmente la preocupación del sector.

"Ya hay tres empresas de nuestro sector que presentaron ante el Ministerio de Trabajo el procedimiento preventivo de crisis, que precede a las suspensiones", dijo Juan Cantarella, gerente general de AFAC, en tanto fuentes de ese sector agregaron que otras dos autopartistas comenzaron a suspender sin avisar a Trabajo. En la cartera laboral, hasta anoche, constaba sólo la presentación de Yazaki, proveedora de Toyota.

"La caída de la producción anunciada por las terminales generará un impacto negativo inmediato sobre al menos 1.100 puestos de trabajo", señaló AFAC. La industria autopartista emplea a 60.000 operarios.

Cantarella puntualizó que entre octubre y diciembre hay terminales que anunciaron que comprarán entre 15% y 20% menos de piezas. "Ya hay cuatro fábricas que lo comunicaron a sus proveedores", dijo.

En las últimas horas, las automotrices General Motors y Peugeot-Citroën (PSA) comenzaron a aplicar suspensiones parciales, a partir de la caída de la demanda de unidades desde Brasil y también desde el mercado interno. La automotriz estadounidense parará su planta en la última semana de este mes, en tanto PSA bajó su producción una hora por turno durante octubre. Fuentes del sector autopartista agregaron que otras dos terminales ya les comunicaron la decisión de comprar menos cantidad de piezas durante los últimos tres meses del año.

Dentro del Gobierno procuraron quitar dramatismo a la situación. "No hay que descartar que además de una preocupación genuina por la caída de las ventas, también las empresas estén discutiendo entre ellas y utilicen las suspensiones como factor de presión", dijo una fuente oficial involucrada en las negociaciones.

Según AFAC, las suspensiones en estos momentos tienen como causa la "coyuntura internacional". Pero alertó sobre la "alarmante pérdida de competitividad que nuestro sector viene registrando". En ese sentido, recordó que el intercambio comercial de 2007 arrojó un déficit de 4.121 millones de dólares. "En 2008 el déficit en autopartes alcanzaría US$ 6.000 millones", agregó la entidad.

Fuente: Diario Clarín, edición on line del 3 de octubre de 2008. Nota firmada por Luis Ceriotto

 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA