Martes 20 de Agosto de 2019
 
 
 
 
6 de Noviembre de 2008
     
 
   
 
El gobierno bonaerense alienta la vuelta de radares en las rutas
 
La medida incluiría la aplicación de sanciones para quienes superen las velocidades máximas estipuladas
El gobierno bonaerense, que busca lograr en los próximos días la adhesión en la Legislatura provincial a la ley nacional de tránsito, prevé la utilización de radares en las rutas para la temporada veraniega. Según informaron fuentes gubernamentales la medida incluiría la aplicación de sanciones para quienes superen las velocidades máximas estipuladas.

Durante el verano pasado, los radares se utilizaron con una estrategia disuasoria pero no se aplicaron sanciones ya que la ausencia de una adecuación legislativa lo impedía. Precisamente los abusos cometidos por varios municipios que eran quienes operaban los radares derivó en la suspensión de la norma que los regía y dejaron de utilizarse.

Para efectuar estos controles, la provincia dispone de 140 radares fijos y otros 40 móviles que estarán distribuidos en las principales rutas que conducen a la costa atlántica bonaerense, tanto de jurisdicción nacional como provincial.

Ahora, funcionarios del gobierno de Daniel Scioli, que estudiaban en las últimas horas el monto de las multas que será dado a conocer próximamente, aseguran que no habrá una concepción recaudatoria sino que "el único fin es lograr que baje el índice de accidentes para cuidar a la gente", se indicó.

Identificación de motociclistas

Además, el gobierno provincial ya adecuó su proyecto de ley provincial de código de tránsito para incluir la identificación obligatoria de motociclistas, que deberán llevar el número del rodado impreso en chalecos y pecheras así como en el casco. También deberán estar identificados los acompañantes.

Los anuncios que realizaría el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, busca poner en práctica la experiencia que se aplica en Medellín, y con la que tomó contacto Scioli durante una visita que realizó hace dos semanas a esa ciudad colombiana.

Esta medida apunta, según se explicó, a proveer seguridad a los propios motociclistas ya que en caso de no usar el casco podrán ser detenidos. Pero además, busca prevenir hechos de inseguridad, a partir de la proliferación de los denominados "motochorros" a quienes se les atribuye la mitad de los robos con la modalidad de salidera bancaria.

Fuente: Diario La Nación, edición on line del 5 de noviembre de 2008
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA