Domingo 25 de Agosto de 2019
 
 
 
 
18 de Noviembre de 2008
     
 
   
 
Nueva pulseada en la industria automotriz
 
Nota publicada en El Cronista Comercial acerca de la discusión por la reglamentación de la ley 23.693
Una nueva pulseada se está sorteando en la Secretaría de Industria. La cartera que preside Fernando Fraguío debe definir por estas horas la reglamentación de la ley sancionada a mediados de año para promover el autopartismo nacional y hay una fuerte puja de intereses que están demorando la definición.

El régimen de incentivo establece un esquema de reintegros escalonado para las terminales automotrices que se comprometan a invertir, en un plazo de 3 años, u$s 30 millones para la fabricación de un nuevo modelo de auto y que, a su vez, adquieran piezas cuyos insumos sean 70% nacionales. Pero los representantes de los autopartistas reclaman que en la reglamentación de la norma se contemple un requisito más para ingresar al régimen: que al tercer año, el contenido importado no pueda exceder el 40% del valor del vehículo.

Según informó el gerente de la Asociación de Fabricantes Argentinas de Componentes (AFAC), Juan Cantarella, la entidad “hizo una presentación formal hace un mes al secretario de Industria, manifestando que teniendo en cuenta los recursos que el Estado estaba destinando a ese incentivo, tenian que ponerse metas cuantitativas de máximo de 40% de contenido importado”. “Si no hay una meta concreta, las empresas no aumentan el contenido de la integración nacional. Ya ocurrió con el decreto 774, que establecía los mismos reintegros que la actual ley”, se quejó un empresario autopartista.

Desde AFAC agregaron que si se establece el máximo de 40% de importado, incluso será mayor al porcentaje de partes nacionales, que quedará en 30%. El 30% restante del valor del auto corresponde al valor del armado, mano de obra y costo financiero.

Fuentes de Economía señalaron que se está evaluando la propuesta de Afac, pero también se está consultando a las terminales. Desde la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), explicaron que el sector no fue consultado sobre el tema, pero se adelantaron a opinar que “ese requisito es demasiado exigente” y generará un “desaliento a que las empresas se adhieran al plan”.

“La ley ya prevé que las autopartes que la empresa compre tenga un 70% de contenido nacional y 30% importado. Además, hoy existe una regla del Mercosur que establece que 60% del auto debe provenir de la región y 40% extrazona. Se estarían cambiando las reglas del Mercosur”, aseguraron fuentes de Adefa. A su vez, agregaron que la ley como está “ya es demasiado exigente” y que en el actual contexto hay que buscar “mayor flexibilidad”.

Fuente: Diario El Cronista, edición on line del 18 de noviembre de 2008. Nota firmada por Natalia Donato
 
           
     
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA