Martes 25 de Junio de 2019
 
 
 
 
         
Haga click para ampliar la foto
  El cinturón trasero podría prevenir
una de cada seis muertes
   
       
  La Asociación Americana de Medicina (JAMA) ha elaborado un estudio que concluye que el uso del cinturón de seguridad por los pasajeros de las plazas traseras podría evitar, en caso de accidente de tráfico, uno de cada seis fallecimientos de las personas que viajan en los asientos delanteros.    
         
 

El uso del cinturón de seguridad por los ocupantes de la parte de atrás de un coche podría prevenir una de cada seis muertes de pasajeros que viajan en la parte delantera con el cinturón abrochado, según un estudio de la revista de la Asociación Americana de Medicina (JAMA).
El estudio, realizado por un grupo de investigadores norteamericanos pertenecientes al Centro de Prevención e Investigación de Lesiones de Harborview, en Seattle, advierte de que cualquier pasajero puede morir a consecuencia del impacto con uno de los viajeros que salgan despedidos desde la parte trasera por no llevar cinturón.

Los autores aseguran que el riesgo de muerte por accidente de tráfico disminuye si todos los ocupantes de un vehículo llevan puesto el cinturón de seguridad. Para comprobar esa asociación, los investigadores analizaron datos oficiales de accidentes de tráfico ocurridos en Estados Unidos desde 1988 a 2000, y centraron su investigación en parejas que iban en un mismo coche cuando colisionaron.

El estudio se basó en comprobar la presencia de otros ocupantes (aparte de la pareja de referencia)

  que pudieran, en caso de choque, ser lanzados contra uno de ellos, así como el uso del cinturón por parte de esos otros pasajeros. De este modo, el sujeto de referencia podía no estar expuesto a ningún otro ocupante, estar expuesto a un ocupante con cinturón de seguridad o a uno sin sujeción.

Los autores constataron que para un ocupante de la parte delantera del coche con el cinturón de seguridad abrochado, el riesgo de muerte en accidente se incrementaba en un 20% si alguien de detrás de él no estaba sujeto. De igual modo, para un ocupante de la parte de atrás del coche, el riesgo de muerte aumentaba en un 22% si alguien delante de él no llevaba cinturón.

Asimismo, para una persona con el cinturón abrochado en cualquiera de los lados del coche, el riesgo de fallecimiento se incrementaba en un 15% si un ocupante, en la misma fila, pero en el lado contrario del coche, no llevaba ninguna sujeción. Constataron además que el uso de cinturón por parte de los ocupantes delanteros puede, de igual modo, reducir el riesgo de muerte para todos los ocupantes de la parte de atrás.
 
 
 
 
           
  Indice de
  Seguridad Vial
Indice de Seguridad Vial
   
         
 
   
     
Ir al sitio web de ACARA